Desde la imprevista salida de Zinedine Zidane [VIDEO], Florentino Pérez no ha parado de trabajar en busca de un sustituto. Sabe que lo más importante para la planificación de la temporada que viene pasa por tener cuanto antes un integrante para el banquillo del Santiago Bernabéu para así afrontar las incorporaciones y salidas que se presentan.

El presidente quiere esperar a saber quién será su técnico para empezar a moverse en el mercado, y hasta que no tenga un nombre no habrá ni entradas ni salidas, por eso urge hacerlo cuanto antes porque los demás equipos ya se están moviendo, y con el Mundial de por medio puede verse muy rezagado.

Según algunos medios, esta misma semana podría darse a conocer el que será el relevo de Zidane, muchos nombres han salido a la luz,pero la verdad que ninguno ha terminado por hacerse realidad. El último en la lista ha sido Villas-Boas que se encuentra sin equipo, pero no se le tiene la plena confianza después de fracasar en algunos grandes equipo.

Pero aun así, no es el único frente importante que tiene abierto Florentino, si no era bastante con la salida del entrenador que más éxitos le ha dado, Cristiano Ronaldo está decidido a marcharse si no se le sube el sueldo, cosa que no tiene nada claro el presidente porque piensa que ya no esta al mejor nivel.

La portería a debate

El máximo mandatario blanco siempre ha deseado que otro portero que no fuera Keylor Navas ocupara la portería del Santiago Bernabéu, pero Zidane siempre le echó para atrás porque tenía plena confianza en el costarricense.

Ahora, con su salida, ha llegado el momento de hacer realidad su sueño, eso sí, David De Gea ya está completamente olvidado y suma dos nuevos objetivos, según informa el diario As.

El primero es Courtois. El cancerbero del Chelsea que termina contrato en 2018 aún no ha renovado y el equipo inglés podría buscarle una salida. El Real Madrid [VIDEO] cree que es una oportunidad de oro para hacerse con los servicios del portero belga que ya ha demostrado que tiene un nivel muy top.

Pero no es el único en el punto de mira. Otro que gusta mucho es Jan Oblak, que para muchos es el mejor portero del momento. El del Atlético de Madrid estaría deseando salir del club colchonero en busca de otras metas, pero su cláusula de rescisión echa para atrás a cualquier. Si el Real Madrid quiere incorporar a su equipo a Oblak, deberá pagar 100 millones de euros, por ya se sabe que Enrique Cerezo no negocia, y menos con su eterno rival de la capital.