Tras un luchado partido, la selección nacional de España logró derrotar por la mínima diferencia a una débil pero compacta selección de Irán. Los iraníes adormecieron el partido durante el primer tiempo, pero en la segunda fase los españoles aprovecharon una pequeña brecha para anotar el gol decisivo.

Un aletargado primer tiempo

A sabiendas de sus carencias futbolísticas en comparación con el combinado español, los iraníes luego del pitazo inicial se dedicaron a defenderse. Podía observarse una línea de 5 defensas que fungían como centrales apiñados frente al arco defendido por Sardar, el guardameta iraní. La estrategia ultradefensiva de los asiáticos llegó a tal punto de que su único delantero, Beirandvand, rara vez avanzó más allá de la media cancha.

Esta situación tornó el juego bastante pesado, sin ninguna ocasión de gol para los de Irán y sin lograr nada concreto por parte de los Ibéricos, lo cual era el objetivo de la estrategia iraní, un empate a cero. Y así se llegó el minuto 45 de la primera mitad y se fueron al descanso, con el infranqueable muro construido por Queiroz surtiendo efecto y aun en pie.

En el segundo tiempo

Luego del descanso, algunos centros de Jordi Alba, uno que otro desborde de Isco y un remate de Piqué en jugada de pelota parada, dejan ver que España está encontrando los huecos en la defensa y busca cambiarle el ritmo al partido.

Finalmente en una jugada sorpresiva, y bajo la constante agrupación de iraníes frente a su arco. El cerebro, Iniesta, se la pone en el área al delantero [VIDEO] español Diego Costa, quien la coloca dentro de la portería de Irán, luego de que el despeje de un defensa rebotara en su pierna, marcando así el gol de la ventaja para España y su tercero en la copa, con lo que se sitúa en el segundo lugar de la tabla de goleadores.

Luego del gol, la estrategia iraní se modifica, y se lanza a buscar el juego y aquel empate que se le fue de las manos; el cambio pareció afectar a la defensa española la cual se vio rebasada en más de una oportunidad por los atacantes iraníes.

VAR, bendito VAR

El uso de la asistencia arbitral por vÍdeo o VAR por sus siglas en inglés (Video Assistant Referee), ha sido criticado por algunos y alabado por otros. Sin embargo, en esta ocasión resultó beneficioso para la “Furia española”, al permitir la anulación del gol del empate para la selección iraní. Tras el uso del VAR, se pudo apreciar claramente un fuera de lugar en la jugada, además de una mano que permitió anular la anotación y favorecer las aspiraciones [VIDEO] de la selección española de avanzar a la siguiente fase en la lucha por un nuevo campeonato mundial.

El partido finalizó en el minuto 94 con muchos desaciertos en la defensa de la selección española, los cuales, quizás por el nivel del rival, no trajeron mayores consecuencias para el resultado.