En el año 2010, la FIFA creó el premio al “Mejor Entrenador del Mundo”, su ganador, el portugués, José Mourinho. Mourinho ha tenido la fortuna de dirigir a los más grandes clubes del fútbol a nivel mundial, incluso cuando era asistente, también estuvo en clubes importantes.

Breves de la carrera de Mourinho

Dentro de sus títulos cuentan nada más y nada menos que dos campeonatos de Uefa Champions League [VIDEO], con dos equipos diferentes, lo que lo ubica en un grupo selecto de solo 5 directores técnicos, en España siendo entrenador del Real Madrid [VIDEO] obtuvo una Liga Española, una Copa del Rey y una Supercopa de España, en tres temporadas.

En Italia consiguió el triplete con el Ínter de Milán.

Son estos algunos de sus galardones, quizás, los más importantes de su carrera. Pese a que se le critica por haber llevado al Real Madrid a tres finales seguidas en Champions League y nunca logró la anhelada final, se le alaba por haberla ganado con dos clubes distintos.

Para muchos, Mourinho no es solo un gran entrenador de fútbol, es además un excelente desarrollador de talentos, para muestra, su paso por el Oporto. A su cargo tuvo jugadores que en ese momento daban sus primeros destellos de gran fútbol, como el caso de Pepe, a quien luego se llevara al Real Madrid junto a Ricardo Carvalho. Para muchos, esta versión del Oporto es la mejor vista en años, en campeonatos europeos ganó una UEFA y una Champions League. Y en el torneo local dos campeonatos de liga y una Copa Portuguesa resaltan entre los títulos obtenidos por esta versión dirigida por Mourinho.

En su segunda etapa por el Chelsea rechazó a par de futuras estrellas

Sin embargo ya ha pasado lustro y medio desde que el portugués dirigió a este club y desde entonces se ha paseado por varios grandes de Europa. Justamente en Inglaterra es donde José Mourinho ha marcado su mayor huella. En el 2004 llegó al Chelsea para encargarse de dirigir lo que para su momento era un proyecto ambicioso. Cuatro años estuvo frente a los “blue” poniéndolo en la élite del fútbol mundial. Luego de su paseo por Italia y España, regresa a Inglaterra en el año 2013 para vivir una segunda etapa frente al Chelsea.

Fue en esta oportunidad donde el entrenador portugués dejó escapar la oportunidad de ver brillar a jóvenes estrellas como Mohamed Salah y Kevin de Bruyne. A penas “Mou” llegó al Chelsea ambos jugadores fueron vendidos. De Bruyne al Wolfsburgo alemán y Salah a la Fiorentina. Pese a las excusas del portugués quien siempre se lavó las manos argumentando que en ninguno de los casos el pidió la salida de alguno de estos jugadores.