La directiva azulgrana junto a Ernesto Valverde y Leo Messi ya planifican la siguiente temporada. Hay jugadores que no han dado el nivel y se les buscará salida, además, la marcha de Andrés Iniesta condiciona mucho los Fichajes porque se necesita encontrar un sustituto de garantías que se adapte al equipo en el menor tiempo posible.

Uno de los cracks que han sonado para convertirse en el eje del juego azulgrana es Paul Pogba. El francés ha tenido esta temporada problemas graves con Jose Mourinho y parece que el Manchester United podría facilitar su venta si algún equipo llega a los 120 millones de euros.

Messi no lo quiere

El primer frente abierto que tiene Josep María Bartomeu es el fichaje de Antoinne Griezmann.

El FC Barcelona [VIDEO] está decidido a pagar la cláusula de rescisión de 100 millones de euros que lo sacaría del Atlético de Madrid y parece que está a punto de cerrarse.

También está cerrado el fichaje de Arthur. Los azulgrana pagarán 40 millones de euros a Gremio, pero su incorporación se dará posiblemente en diciembre y no en junio. A pesar de eso, no se cree que el brasileño sea el sustituto ideal para tapar la salida de Andrés Iniesta.

Por ello se dio la posibilidad de intentar el fichaje de Paul Pogba, pero Leo Messi piensa que es un futbolista muy conflictivo que no encaja con la filosofía del club. El argentino prefiere que se busque a otro o que se de la oportunidad a algún joven del filial como Carles Aleña.

La llamada a Florentino Pérez

Pogba ya sabe que la puerta del FC Barcelona esta completamente cerrada, pero tiene claro que no quiere continuar en el Manchester United.

Por ello, su representante se habría puesto en contacto con Florentino Pérez [VIDEO] para saber si habría alguna posibilidad de cerrar la operación.

A Zinedine Zidane no le desagrada la idea pero cree que es un fichaje muy caro para el rendimiento que ha ofrecido en último año. La única posibilidad sería un intercambio por Gareth Bale sin dinero de por medio. Además, se le exigiría un mejor comportamiento. Muchas incógnitas para un jugador que podría ser suplente si siguen Tony Kroos y Luka Modric.

La última posibilidad de Pogba es el París Saint Germain. El que decide en este ocasión es el nuevo entrenador Tuchel, al que se le dará rienda suelta para planificar la plantilla como quiera. Si al técnico le parece bien la incorporación no habrá problemas en que Al Khelaifi page lo que pida el Manchester United.