La final de la Champions [VIDEO]entre el Real Madrid [VIDEO]y el Liverpool se llevará a cabo el 26 de mayo del presente año en la ciudad ucraniana Kiev. Miles de aficionados del equipo de Cristiano y del equipo de Salah reservaron su estadía en Kiev y en ciudades cercanas desde que se enteraron que la final se disputaría entre los dos equipos.

Pues resulta que de la nada, varios hoteles han cancelado la reserva de miles de aficionados usando excusas vagas. Por ejemplo, un aficionado denunció por las redes sociales que el hotel donde se iba a hospedar canceló de forma arbitraria su reserva, casualmente en la fecha del evento deportivo, porque supuestamente no iba a haber servicio de luz ni de agua.

Otro aficionado denunció lo mismo, solo que el hotel donde había reservado le dio una excusa diferente. Recibió un correo en el que el hotel se sentía profundamente apenado porque el sistema de reservas tenía un virus el día que el usuario reservó su estadía y presentaba fallas en las reservas del 25 al 27 de mayo.

La estafa pica y se extiende

Para sorpresa de muchos aficionados, al cancelar su reserva e intentar reservar una vez más, el precio de la habitación era astronómico. Habitaciones que inicialmente tenían un precio de 25 euros por noche ahora oscilan entre los 1.000 y 5.000 euros. La estafa es más que evidente.

Otros que vieron la oportunidad de hacer su agosto con el evento deportivo fueron las líneas aéreas. Muchos aficionados denunciaron las elevadas cifras de los boletos aéreos con destino a la ciudad ucraniana.

Es impresionante ver como se aprovechan de la situación para sacarles un ojo de la cara a los miles de asistentes y las organizaciones que tienen el poder para detener esta estafa se quedan de brazos cruzados.

Una pequeña luz al final del túnel

A pesar de todas las estafas y precios desorbitantes. Los ciudadanos de la capital se han solidarizado con los aficionados y les han dado un rayito de esperanza. Pues resulta que algunos miembros de la comunidad han puesto a la orden sus casas de forma gratuita para dar hospedaje a las personas que han sido engañadas y que mueren por asistir a la final.

Claro, como las cadenas hoteleras y las líneas aéreas, no faltan los ciudadanos que ven cómo sacarles provecho a la situación. A través de la página Airbnb miles de personas han publicado anuncios en los que ofrecen sitios donde pasar la noche a precios accesibles pero un poco alejados del centro de la ciudad o en ciudades cercanas a Kiev. Incluso hay personas que ofrecen el alquiler de yates en donde los aficionados pueden descansar después de disfrutar la final de la Champions.