En el Fútbol europeo existe una especie de hegemonía de parte de algunos clubes sobre otros. Por lo general, los equipos con mayor tradición e historia futbolística siempre están a la vanguardia de las ligas y torneos europeos. Desde hace un tiempo, una nueva corriente se ha querido imponer en el fútbol europeo. Muchos millonarios han adquirido clubes, con el propósito de convertirlos en un grande de Europa.

Una moda en el fútbol actual

Uno de los casos más comunes fue el Chelsea de mediados de la década del 2000. Su dueño, el ruso Román Abramóvich, adquirió al equipo en el año 2003. Rápidamente, comenzó a mover su chequera y fue así como intentó armar un equipo de élite colocando a la cabeza del proyecto al portugués José Mourinho como entrenador.

Por aquel entonces, el magnate ruso gastó alrededor de 150 millones de euros en Fichajes. Muchos lo critican por los contratos ostentosos que otorga a los jugadores, acusándolo de “inflar” el mercado.

El Chelsea no es el único club de Europa que ha sido adquirido por un empresario multimillonario fanático del balompié, inclusive existen clubes que han sido adquiridos por consorcios del viejo continente quienes también ven en el fútbol un excelente campo comercial para invertir.

En el año 2011, un grupo inversionista de Qatar adquiere al equipo francés París Saint Germain. La inversión del grupo en cuestión no fue con otra intención que la de ganar la UEFA Champions League. Desde el 2011, el psg ha hecho varios gastos considerables para adquirir a jugadores de alto nivel como el sueco Zlatan Ibrahimovic, o al argentino Ángel Di María, entre muchos otros, también ha tenido entrenadores destacados como el italiano Carlo Ancelotti.

La última adquisición del equipo parisino que sorprendió a propios y extraños fue la del brasileño Neymar.

A pesar de los esfuerzos por armar un equipo de élite que le haga frente a los mejores clubes de fútbol del viejo continente, los parisinos siguen sin poder lograr su máximo objetivo. No obstante, en la Liga 1 de Francia se han convertido en el equipo más ganador de los últimos años.

El empeño del PSG

Esta temporada no tuvo un resultado diferente a las anteriores respecto a su participación en Uefa Champions League, el PSG de la mano del español Unay Emeri volvió a quedarse en cuartos de final, esta vez cayendo derrotados ante el Real Madrid [VIDEO]. La temporada pasada el verdugo del conjunto francés fue el Barcelona [VIDEO], ratificando que por los momentos está lejos de vencer a los grandes del fútbol español.

Pero parece que todos estos fracasos solo logran motivar a los dueños del conjunto de París a seguir invirtiendo en fichajes, y todo apunta a que serán los grandes protagonistas del mercado de verano.

Con la salida de Motta, el PSG está forzado a reforzar su medio campo, pero al parecer, los planes incluyen mejorar la defensa. Un importante diario inglés ha comentado del interés del PSG por adquirir a una de las estrellas del Tottenham, el danés Christian Eriksen, por el que podrían pagar casi 115 millones de euros.