La ciudad de Madrid amaneció convulsionada, debido al momento intenso que viven sus dos principales equipos de fútbol, cada uno con escenarios similares pero con protagonistas distintos. Reuniones de “emergencia” se han suscitado en las oficinas deportivas del Atlético de Madrid y Real Madrid para encarar el próximo periodo de traspasos [VIDEO] de la mejor manera posible.

Temor rojiblanco

Los dirigidos por Diego “Cholo” Simeone ven con preocupación los constantes acercamientos entre el FC Barcelona y su delantero estrellaAntoine Griezmann. El Presidente del equipo culé Josep Bartomeu, no ha desmentido los contactos con el entorno del jugador francés, todo lo contrario, ha manifestado: el “principito” es del agrado del equipo y esperamos incorporarlo este verano.

Por su parte, el Presidente de los colchoneros, Enrique Cerezo, ha sido enfático al ser cuestionado sobre el futuro de Griezmann; indicando que el jugador pertenece a la plantilla del Atlético. Por ende, Antoine está a la disposición de su entrenador, así como reconoció que el jugador tiene contrato con el equipo rojiblanco hasta junio del 2022.

¡A por Neymar!

El alemán Paul Breitner, antigua figura del Real Madrid [VIDEO], reveló en una entrevista concedida al canal deportivo Sport1, que el equipo blanco apostará por el fichaje del astro brasileño Neymar. Breitner aseguró: “Neymar será un jugador determinante en la plantilla del Real Madrid la temporada que viene”.

El entorno del jugador carioca no ha negado tal información, de hecho, se han filtrado reuniones entre el representante del jugador y parte de la directiva merengue, en las cuales se ha tasado un precio a su salida del Paris Saint Germain.

La cifra que aceptaría el conjunto francés para darle salida ha sido de 400 millones de euros, al hasta ahora fichaje más caro de la historia del fútbol. Las relaciones entre el club parisino y Neymar están ahora mismo en el congelador. El bajo nivel competitivo, la calidad de los equipos y el desempeño en Champions podrían ser los factores que motivasen al jugador brasileño de abandonar París, a un año de su llegada.

Para abaratar el elevado monto que supondría el fichaje de Neymar, el Real Madrid podría disponer de una de sus estrellas, el “elegido”, para hacer caja sería el galés Gareth Bale. El pobre desempeño que ha tenido durante esta temporada y sus constantes lesiones, serían un factor determinante a la hora de tasar al “expreso galés” en el mercado de traspasos.

Sin embargo, el Madrid espera obtener una oferta que permita recuperar el monto pagado por Bale y poder hacer realidad el sueño del Presidente blanco Florentino Pérez, por el fichaje más mediático de la historia.