Don Andrés Iniesta le dice adiós al club de sus amores, esa institución donde estuvo desde niño en las inferiores, que lo vio crecer y le hizo hombre, llenándole de momentos de gloria, donde alcanzo la cúspide del futbol, campeonatos y copas locales, Champions Leagues, supercopas de España y de Europa, Mundiales de Clubes, entre otros. 34 títulos en el club del que está enamorado, el FC Barcelona.

Enorme profesional, dentro y fuera del campo

Hablar de Iniesta es hablar de elegancia [VIDEO], exquisitez, visión de juego, intuición, rapidez, verticalidad, inteligencias y más dentro del campo, pero Andrés no es solo uno de los mejores futbolistas de los últimos tiempos tanto como para el Barcelona- España y el mundo entero, sino también, una gran persona.

Quienes han compartido con el futbolista español lo resaltan como un ser humano excepcional, ejemplar, extraordinario amigo, humilde, respetuoso, dedicado, gran padre, esposo e hijo, alguien con total integridad en su ser.

El último encuentro de Iniesta vestido con los colores del FC Barcelona

Pues bien, el día de ayer después de anunciar su salida del club a sus 34 años de edad por considerar que ya su nivel físico y mental no está a la altura del club, jugo su último partido con la camiseta azulgrana en lo que fue su casa durante 22 años, el Camp Nou, en lo que también fue el último partido liguero de la temporada para el equipo campeón del certamen español.

Llego el minuto 82 cuando Valverde retiro al número “8” y todo el público presente en el estadio y seguro hasta aquellos que lo vieron por TV se levantaron de sus asientos para ovacionar al capitán del equipo de Catalunya [VIDEO], no solo por sus hazañas con esta institución, se debe recordar que Andrés Iniesta también fue uno de los principales o quizás el más protagonista de aquel campeonato del mundo que España conquisto en Sudáfrica en el año 2010 cuando anoto el tanto que le concedió la primera estrella en la historia de la “Roja” en el Soccer City de Johannesburgo.

Después de finalizar el partido, se acercó al campo a observar el estadio a solas

Luego de finalizar el partido y después de la fiesta por la celebración de los títulos obtenidos por el Barcelona esta temporada (Liga y Copa del Rey), se acercó como siempre acostumbraba a la zona mixta para dar sus declaraciones; posterior a la rueda de prensa el capitán se regaló un momento íntimo, salió nuevamente al campo de juego y se ubicó en el centro del engramado, en chancletas y con su teléfono móvil, seguramente a contemplar mientras miraba el estadio, todos los momentos vividos en 22 años en la institución y se realizó un autorretrato con su teléfono en la que también, fue, es y seguirá siendo su casa.