El Paris Saint-Germain [VIDEO]pudo recuperar su título de la Ligue 1 con una notable victoria 7-1 sobre Mónaco el domingo por la noche, pero no todo está bien en el club del psg. El dominio en el torneo doméstico es una cosa, pero después del tipo de inversión que los propietarios hicieron el verano pasado para llevar a Neymar y Kylian Mbappe [VIDEO] a la capital francesa, era para lograr triunfar en Europa, por eso es que se considera un fracaso esta temporada porque se espera más de este equipo plagado de estrellas. Después de la salida en la etapa de los octavos de final de la Liga de Campeones por segunda temporada consecutiva no es aceptable.

Los cambios son necesarios y seguramente vendrán

PSG ha realizado mejoras en los últimos seis años, pero no han sido suficientes para llevarlos a lo más alto en Europa. A nivel mental, también han demostrado ser débiles y propensos a ceder en los momentos más importantes. El fracaso del entrenador en jefe, Unai Emery, de no entregarle el título de la Champions esta temporada al PSG eso le costará su trabajo en el verano, con Thomas Tuchel listo para asumir el control, sin embargo, sería injusto colocar todos los males del club al técnico español ya que hay jugadores importantes del PSG que simplemente no han demostrado su potencial en tiempos vitales, sobre todo Marco Verratti que ha sido uno de los principales señalados.

Hace solo un año que el jugador de 25 años todavía era promocionado como el sucesor de Xavi en el Barcelona pero el PSG luchó con uñas y dientes para mantener al mediocampista dentro de sus filas, e incluso rechazó ofertas de hasta 100 millones de euros mientras el italiano intentaba abrirse camino hasta la puerta de salida.

Al final, fue solo la firma de Neymar lo que lo mantuvo en París, pero la temporada ha sido algo decepcionante para el centrocampista, que se ha perdido partidos importantes debido a las lesiones, y su pobre actuación y su expulsión contra el Madrid lo que demuestra que no se convirtió en el jugador de élite que esperaba que se convirtiera cuando lo contrataron desde Pescara en 2012.

Verratti encapsula todos sus atributos

Para que el italiano alcance su potencial, necesita salir de ese entorno y para que el PSG logre sus objetivos necesita abandonar a esos jugadores. Al defenderse de Barcelona la temporada pasada para retenerlo, se ha convertido en un símbolo de su fuerza, pero al mismo tiempo también amenaza con convertirse en un ícono de sus debilidades. Se espera más del PSG y se espera más de Verratti. Con el futuro del italiano aparentemente fijo ahora en el club de la capital, deben convertirlo en uno de sus principales objetivos la próxima temporada para finalmente desbloquear todo su talento.

Podría ser el cambio crucial que les permita finalmente tener éxito en Europa.

Verratti debe mejorarar, ya que tiene debilidades en su juego, principalmente mentales, que no han sido remediadas en sus seis años en Francia. Todavía es propenso a comportarse como un niño malcriado y ha sido fichado 11 veces en 38 apariciones esta temporada, a menudo por disentir, y expulsado dos veces. Su explosión de frustración hacia el árbitro Félix Brych después de lanzarse contra el Real Madrid selló efectivamente la salida de su equipo de la competencia. Un cuarto de hora antes, Cristiano Ronaldo había dado a los invitados una ventaja de 1-0 en la noche, lo que significa que el PSG necesitaba tres goles para nivelar a sus oponentes luego de una derrota por 3-1 y fue un momento que mostró su falta de fiabilidad cuando más importaba y cuando más lo necesitaba su equipo. El Barcelona parece ya no estar interesado en él, en parte porque su estilo se ha alejado del tiki-taka, pero también porque Verratti ya no parece una opción que valga la pena para jugar a ese nivel, de hecho, su estancamiento ha llegado a simbolizar el de su club como un todo ya que él es quien maneja al equipo.