Neymar se arrepiente de haber fichado por el París Saint Germain y ya busca soluciones para su futuro. Aunque sabe que es prácticamente imposible, ya busca posibles soluciones para salir este mismo verano. Le gustaría fichar por el Real Madrid, pero sabe que eso es imposible, al menos por el momento. Su duda está en esperar otro año, o aceptar fichar por otro gigante europeo.

No quiere seguir

El primer año de Francia no ha sido como Neymar esperaba. Lejos de encontrar la calma y convertirse en la estrella que podría ganar el Balón de Oro, se ha convertido en un suplicio. Continuos problemas con sus compañeros, la eliminación prematura de Champions League, y la lesión que casi le deja sin Mundial, han hecho recapacitar al brasileño.

La gota que ha colmado el vaso ha sido la última acción de Neymar, que no quiso asistir a la celebración del equipo que acaba de proclamarse campeón de la Ligue 1. No están nada contentos con él, y si consiguen llevar una oferta de 300 millones de euros lo dejarán salir.

El plan 'B' de Neymar

Como ya hemos avanzado, el sueño de Neymar es jugar en el Santiago Bernabéu, pero parece imposible y ya tiene otra ruta planeada. José Mourinho estaría como loco por fichar al ex del Barça, y habría pedido a los dueños del Manchester United que hagan todo lo posible para cerrar la operación.

El entrenador portugués quiere un equipo que le permita luchar por la Champions League [VIDEO] y para eso se necesitan cambios. Para eso quiere a Neymar, para que sea el líder que necesitan los Reds, una estrella que revolucione el mercada y haga creer a un equipo con grandes jugadores como Paul Pogba, Alexis Sánchez o David de Gea.

Pide dos fichajes

Eso sí, Neymar quiere un equipo competitivo que le permita luchar por ganar el Balón de Oro, y para eso se necesitan refuerzos.

Habría pedido a la directiva del Manchester United dos Fichajes para subir el nivel del equipo.

El primero es Harry Kane, uno de los mejores goleadores del planeta y que ha demostrado que es capaz de rendir al máximo nivel en una liga tan exigente como la Premier League. Aunque Lukaku es un buen delantero, no llega al nivel del inglés. Su precio podría rondar los 150 millones de euros. Un precio que parece un problema para el United.

El segundo es Samuel Umitití. Ambos jugadores coincidieron en el FC Barcelona [VIDEO] y el brasileño sabe que es uno de los mejores del mundo en su posición. Además, solo costaría 60 millones de euros.