Los historiadores de fútbol hablan de que la última selección brasileña que jugó al “Jogo bonito” fue el recordadísimo equipo liderado por Sócrates, Zico, Falcao y Cerezo, que llegó a deslumbrar a todos con su fantástico juego y que estaba destinada a ganar el Mundial de España 1982, pero que una selección italiana efectiva llegó a eliminarlos y desde entonces, Brasil ha olvidado como jugar al balón de forma alegre.

Sin embargo, actualmente hay una generación de jugadores de la categoría 2000 en adelante que apunta con 4 jugadores, a traer de nuevo ese “jogo bonito” que tanto caracterizó a Brasil y que a pesar de tener los nombres de Rivaldo, Ronaldo, Ronaldinho y compañía, nunca llegó a jugar igual a aquella selección de 1982 que pasó a la historia.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Fútbol

Vinicius Júnior (Flamengo – Real Madrid)

El más mediático y famoso de todos, gracias a ser jugador del Real Madrid desde el 2017, aunque a partir de la temporada que viene puede vestir la camiseta blanca se habla de que llegue al club en 2019.

Vinicius Junior es comparado con Neymar. El delantero del Flamengo es el jugador sensación del brasileirao actualmente y los fanáticos ya están ansiosos de ver que logrará con el Real Madrid cuando llegue a entrenar con el primer equipo y enfrentar a los mejores equipos del mundo en Europa.

Paulinho (Vasco da Gama – Bayer Leverkusen)

El extremo por la derecha del Vasco de Gama acaba de ser anunciado como nuevo jugador del Bayer Leverkusen [VIDEO], donde se hablaba de que estaba a punto de firmar por el Atlético de Madrid de Simeone.

Paulinho es conocido como el “socio de Vinicius” ya que llegó a conformar una dupla en el campo con el futuro jugador del Real Madrid en la selección brasileña sub-17 que maravilló a todos.

Lincoln (Flamengo)

El delantero del Flamengo de Brasil, ya ha sido relacionado con el Real Madrid y el Barcelona, es ahora mismo uno de los jugadores más prometedores del mundo, comparado con Vinicius Junior por su talento está destinado a abandonar el continente americano en el próximo mercado de verano, aunque el club ya le ha renovado hasta 2023 y le ha puesto una cláusula de 60 millones de euros.

Rodrygo Goes (Santos)

El menor de esta generación que nació en el año 2001, es pretendido por el Barcelona [VIDEO], aunque el Liverpool estuvo a punto de firmarlo antes de que firmara su actual contrato con el Santos de Brasil, que le ha puesto una cláusula de 50 millones de euros y un contrato hasta 2022.

a Rodrygo Goes, ya lo han catalogado como el nuevo Neymar, debido a su características de juego dentro de los terrenos de juegos y por pertenecer al Santos de Brasil, aunque muchos ya comentan que el jugador es un buen chico, disciplinado y muy tímido, muy contrario a Neymar, que cuando estuvo en el club brasileño, fue objeto de muchas polémicas por su indiciplina, aunque esto nunca se vio reflejado en su rendimiento como jugador.