En la tarde del día de hoy se observó en el césped del estadio Santiago Bernabéu una alineación bastante inusual por parte del Real Madrid [VIDEO], que tiene la meta puesta en la semifinal de la Champions League a disputarse el día martes 02/05/2018 contra el Bayern Munich. Zinedine Zidane reservó a sus principales estrellas: Cristiano Ronaldo, Sergio Ramos, Keylor Navas y Marcelo; alineando al llamado “Equipo B” y saltando al terreno de juego con la siguiente escuadra: Casilla, Achraf, Vallejo, Casemiro, Theo, Bale, Llorente, Kovacic, Ceballos, Mayoral y Benzemá.

Muchas luces y poco espectáculo

A pesar de contar con una plantilla superior a su rival, el Real Madrid [VIDEO]dejó más dudas que garantías, aunque haya salido victorioso en este encuentro.

El equipo se fue arriba en el marcador transcurridos 8 minutos del primer tiempo en una jugada al límite del fuera de juego por parte del galés Gareth Bale, quien aprovechó una salida en falso del portero contrario. Los jugadores del Leganés parecían más preocupados en reclamar el fuera de juego que en reaccionar y no fue hasta el minuto 25 que generaron una ocasión clara de gol, cuando se cobró una falta por parte de Rico, Guerrero peinó el esférico y un manotazo a puro reflejo de Kiko Casilla negó el grito de gol para los “Pepineros”. 4 minutos más tarde tuvo la oportunidad el equipo blanco, Mayoral aprovechó una nueva salida en falso del portero Cuellar, a quien se le escapó el balón y el disparo no terminó en el fondo de las redes por una oportuna salvada de Bustinza. Al minuto 37 fue el turno del conjunto visitante, que había hecho méritos para hacerse con el empate, Amrabat realizó un potente disparo desde la frontal del área que consiguió a un Kiko Casilla abatido, pero el larguero le salvó la espalda.

En la última jugada del primer tiempo, la suerte volvió a brillar para los locales;Kovacic centró, Bustinza peinó y Mayoral empujó el esférico a la red consiguiendo así el canterano su primer gol en el Bernabéu por la Liga.

La apatía de una liga perdida

Al dar inicio el segundo tiempo y a pesar de ir arriba en el marcador se pudo ver la dejadez de un equipo que sabe tiene el campeonato local inconseguible, un Madrid apagado, dormido y tímido permitió al Leganés soñar con dar vuelta el marcador. Un partido gris para Benzemá, quien ya no es titular indiscutible de “Zizu”, de nuevo el francés fue cuestionado por no tener protagonismo y al minuto 62 dejó el campo para dar ingreso a Marco Asensio. El descuento llegó para el conjunto visitante en el minuto 66 cuando Amrabat, quien hizo de la banda derecha su corredor principal frente a un flojo Theo, realizó un centro para que Darko Brasanac solo empujara el esférico a puerta vacía y marcara para el Leganés.