Tres goles fueron los que convirtió el Real Madrid en el Juventus Stadium de Turin ante la Juventus, para llevarse la ida de las eliminatorias de los cuartos de final de la UEFA Champions League con una goleada categórica y una actuación magistral de Cristiano Ronaldo [VIDEO], quien sigue viviendo un buen momento futbolístico.

Precisamente el portugués fue quien marcó el primer y el segundo gol, y luego asistió a su compañero brasileño Marcelo. Se debe hacer una mención especial para el segundo gol del Real Madrid [VIDEO], el cual fue convertido por Ronaldo con una chilena perfecta de pierna derecha, la cual quedará guardada para la historia.

Hace un año en Cardiff, el Madrid firmó uno de los mejores partidos que se pudieran hacer en una final y contra el mismo rival. Ahora, nuevamente volvió a hacer un enorme partido ante la Juventus. De esta forma, el conjunto de la casa blanca logró tumbar el fuerte que tenía armado el equipo italiano en su casa desde hace 75 partidos. Además, Cristiano elevó a nueve sus goles ante la Juventus en seis partidos de Champions.

Un once para recordar

Fuertes pesadillas tendrán durante años los jugadores de este equipo de la Juventus con este once que utilizó Zinedine Zidane esta tarde, ya que fue el mismo que ganó cuatros goles por uno en la final del año pasado. Principalmente el propio Paulo Dybala, quien perdió la cabeza y fue expulsado con una tarjeta roja luego de dos amarillas para así perderse la vuelta y no poder ayudar a su equipo en una posible remontada.

Los italianos no se han rendido todavía.

Por su parte, Ronaldo será quien sueñe con este día cada día de su vida después de hacer la jugada que había practicado y trtado de hacer en varias ocasiones y que nunca le había salido. Además, marcó el primer gol empezando al minuto tres y le sirvió una asistencia a Marcelo.

Otro que continúa con un fútbol de nivel estratosférico es el español Francisco “Isco” Alarcón, quien tuvo una efectividad de pases del 100% y si continúa así, Zidane no lo podrá dejar más nunca en el banquillo. A parte de eso, el juego desplegado por Toni Kroos y Luka Modric mantiene la ilusión intacta de los fanáticos merengues, quienes quieren ver a su equipo levantando la tercera orejona consecutiva y la número 13 de su historia. Todo esto se resolverá en el Santiago Bernabéu cuando se juegue la vuelta de estos cuartos de final. En ese lugar, el Madrid saldrá más favorito que nunca ante su gente, pero en una eliminatoria todo puede pasar.