Odell Beckham Jr. está acostumbrado a los titulares, pero esta temporada baja ha estado en las noticias por las razones equivocadas. Después de un año de inactividad [VIDEO]en el que se perdió la mayor parte de la temporada con una fractura de tobillo, y su equipo se fue de 3-13, Beckham ha sido un gran dolor de cabeza para su equipo.

Fue capturado en un vídeo en la cama con lo que parecía ser un objeto contundente mientras que las mujeres con las que estaba tenía una tarjeta de crédito y polvo blanco en líneas (independientemente de su posición sobre las sustancias que parece estar usando, un vídeo de él usando estas sustancias podrían llevarlo a ser suspendido por la NFL). Después de ver este vídeo, el propietario de los Gigantes, John Mara, dijo que estaba al tanto del vídeo y nadie estaba por encima de las reglas.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Fútbol

Odell Beckham no jugará hasta no firmar un jugoso contrato

Las cosas parecen empeorar. Beckham dejó en claro el año pasado que no estaba contento con su contrato de novato y quería ser uno de los jugadores mejor pagados de la liga.

Según los reportes Odell Beckham "no pisará un campo sin una nueva extensión de contrato, ni con los Gigantes ni con ningún otro equipo " Esta noticia se combinó con el dueño de los Gigantes diciendo que estaban dispuestos a cambiarlo. Esto hace que parezca que las cosas se pongan feas en el equipo.

¿Funcionará la decisión de Beckham Jr.?

Históricamente, los jugadores no tienen una alta tasa de éxito cuando se enfrentan en la NFL ya que las reglas están en su contra. Los equipos pueden multar a un jugador por cada día que se sientan mientras están bajo contrato y si un jugador no juega en el décimo juego de la temporada, no reciben un año de servicio.

Esto significa que a pesar de que Beckham está en el último año de su contrato de novato, si se queda fuera del año, aún estará bajo contrato.

Además de eso, incluso si Beckham solo juega durante la segunda mitad de la temporada para obtener su año de servicio, los Gigantes pueden franquiciarlo durante los próximos 2 años, lo que lo obligará a quedarse con el equipo. Si su actual equipo decide hacer esto, Beckham no podrá convertirse en agente libre hasta que tenga 28 años (y cumpliría 29 en la próxima temporada). En ese momento, es probable que los equipos desconfíen de pagarle a un jugador que envejece con un historial de lesiones, especialmente cuando su principal punto de venta es su atletismo.

Los Gigantes tienen toda la influencia en esta situación y lo más probable es que no ofrezcan una extensión, por lo que los fanáticos pueden esperar que Beckham se quede fuera al comienzo de la temporada.