Ni una semana pasó desde que el Manchester City [VIDEO] de Pep Guardiola [VIDEO] goleara en la final de la Copa de La liga por tres tantos a cero al Arsenal de Arsène Wenger en Wembley, y volvió a hacer lo propio esta vez en el campo de los gunners, el Emirates Stadium.

El partido comenzó con lo que podría ser una pequeña revancha de lo que ocurrió hace solo cuatro días, pero las cosas iban a ir de mal en peor. Los de Wenger tuvieron la pelota los primeros minutos del partido y generaron ocasiones que no pudieron terminar. Hasta un penalti les pitaron luego de que el central del manchester city, Nicolás Otamendi, derribara a un contrario en su área.

El recién llegado a las filas londinenses, Pierre Emerick Aubameyang, fue el encargado de ejecutarlo. El resultado, un disparo hacia la derecha que fue detenido por el joven portero brasileño Ederson.

Después de esto, se recreó aquella noche en Wembley y tres goles volvieron a enmarcar el panorama a favor del conjunto citizen en un estadio azotado por la tormenta “Emma”, lo que generó que muchos aficionados no pudieran darse cita en el estadio a disfrutar del partido en vivo.

Con un tiempo bastó

En el primer tiempo cayeron los tres goles y el resto fue un trámite para un Manchester City que ya está acostumbrado a la victoria y que se acerca cada vez más al título de la Premier League.

Bernardo Silva fue quien abrió la cuenta para el conjunto que viste de un azul fuerte. Después de una muy buena pegada con la pierna zurda desde la frontal del área y que poco a poco se fue cerrando hasta meterse en el arco de Peter Cech.

Minutos después, al 28, con la poca reacción del Arsenal, una jugada que iniciaron el Kun Agüero y Kevin De Bruyne la terminó David Silva. Tras un preciso y perfecto pase en el área, el español definió con categoría, y de zurda ante la marca de Héctor Bellerin y la salida del guardameta.

Para finalizar, Agüero colgó su segunda asistencia en una noche sin goles para el argentino cuando entregó el balón a Sané en el área chica para que este definiera con una facilidad exquisita y colgara el tres a cero que definiría las acciones y enmarcaría la goleada para los citizens.

El Arsenal sigue sin levantar cabeza en la era de Wenger y recibió su segunda goleada consecutiva con el mismo marcador y ante un mismo rival que anda imparable y encaminado al título. Actualmente el equipo de Pep lidera la tabla de la liga con 75 puntos, a 16 del segundo lugar que posee su rival de ciudad, el Manchester United.