Llegaban las últimas horas en las que los equipos pertenecientes a la NBA podían intercambiar jugadores entre sí y, a pesar de que hubo algunos traspasos de gran importancia, como el de Blake Griffin por los Detroit Pistons, no se había producido el volumen habitual de intercambios típicos de esta fecha.

Cleveland Cavaliers, los principales protagonistas

El equipo que atrajo todas las miradas, fue el conjunto de Ohio, los Cavaliers, que realizaron una serie de movimientos inesperados que han generado controversia, polémicas y críticas entre los entendidos de este deporte.

El primero de ellos, con Los Angeles Lakers, produjo la llegada al equipo de LeBron de Jordan Clarkson y Larry Nance JR, a cambio del base Isaiah Thomas, además de Channing Frye y una primera ronda del draft de 2018.

Es destacable la devaluación en tan poco tiempo de Thomas. Su caso es llamativo porque ya protagonizó el "traspaso del verano [VIDEO]" al ser cambiado, entre otros jugadores, por Kyrie Irving, actual base de los Boston Celtics.

No satisfechos con esto, los "Cavs", a las pocas horas, anunciaron el segundo movimiento del día, un traspaso a tres bandas entre Cleveland, Utah Jazz y Sacramento Kings. En este movimiento los Cavaliers recibieron a George Hill y Roodney Hood, los Jazz a Jae Crowder y Derrick Rose, y los Kings a Joe Johnson e Iman Shumpert.

Finalmente, tras el revuelo causado y cuando parecía que el mercado iba a finalizar sin más sobresaltos, los Cavaliers anunciaron que enviaban a Dwyane Wade de vuelta a Miami Heat a cambio de una segunda ronda. De este modo, Wade regresa a la que fuera su casa entre 2013 y 2016.

En estos 13 años, "Flash" conquistó 3 títulos de campeón y un premio a MVP de las finales.

Ganadores y perdedores de estos movimientos

A priori, puede parecer que los Cavaliers están tirando por la borda todo el trabajo realizado, pero nada más lejos de la realidad. Exceptuando el caso de Isaiah Thomas, han hecho un intercambio de jugadores de rol con el que han conseguido rejuvenecer la plantilla y dotarla de un aspecto más defensivo y atlético, lo cual puede ayudarles en gran medida de cara a los Playoffs.

Sin embargo, el triunfador en la sombra es ni más ni menos que los Lakers. El conjunto angelino, además de hacerse con un jugador de la talla de Thomas, que ya ha sido All-Star y tiene la experiencia de ser el jugador franquicia en los Boston Celtics, han conseguido liberar espacio salarial y ahora mismo podrían ofrecer dos contratos máximos de cara a la agencia libre de este verano. ¿Veremos alguna estrella llegando a Hollywood en julio?