La paciencia se ha agotado. La que ha estado considerada como una de las delanteras más potentes de la historia del Fútbol, está a tres meses de disolverse. La BBC, que forman el francés Karim Benzemá, el galés Gareth Bale y el portugués Cristiano Ronaldo [VIDEO] apura su última temporada juntos.

Tres Champions en cuatro años

Esta delantera siempre será recordada por las tres Ligas de Campeones cosechadas en cuatro años. Con noches para la historia como el 0-4 al Bayern en el Allianz Arena, las dos victorias en el Camp Nou o las finales de Lisboa, Cardiff o Milán.

Indudablemente los tres jugadores al cien por cien han marcado las diferencias.

El problema es que al cien por cien no han estado mucho. Es más, han jugado siempre por decreto, independientemente de su estado de forma, algo que ha podido frenar el buen momento de otros jugadores de la plantilla.

Sea como fuere, el club no aguanta más y se ha cansado de uno de sus integrantes. Nos referimos, como no podía ser de otra manera, a Gareth Bale. El galés no continuará la próxima temporada en el Real Madrid [VIDEO].

Tratamiento de estrella

Desde que llegó, Gareth Bale ha tenido que convivir con la presión de ser el fichaje más caro de la historia del club. Se veía en el galés al heredero legítimo de Cristiano Ronaldo. Al mismo tiempo llegaba Neymar al Fútbol Club Barcelona y se les ponía a la misma altura.

Es cierto que Bale ha conquistado tres Copas de Europa desde entonces, pero si a día de hoy tenemos que elegir, Neymar sí que ha dado ese paso para ser considerado futuro Balón de Oro, mientras que Bale, saldrá del Real Madrid por la puerta de atrás.

El precio y el entorno, provocaron que desde un principio, Bale haya tenido tratamiento de estrella, gozando de privilegios que, seguramente, no haya terminado nunca de merecerlos. Nunca se le ha reprochado su rendimiento, ha sido titular siempre que ha estado en disposición de jugar, no ha pasado nada si su implicación defensiva no era la deseada.

Pero todo tiene un límite. Zidane ha empezado a cuestionarse si realmente debe jugar con la antaño innegociable BBC. Ante el PSG y ante el Leganés ayer, Bale ha empezado el encuentro como suplente, algo que al mismo entorno del galés empieza a inquietar.

Calvario de lesiones

Una de las razones principales que han derivado en el hartazgo del club con Gareth Bale, sin duda han sido las lesiones. De una forma u otra, el 'Expreso de Cardiff' se ha lesionado hasta en 25 ocasiones, la mayoría musculares, que le han impedido jugar un total de 78 partidos, casi uno de cada tres. Con este panorama nadie debe extrañarse con el desenlace: Gareth Bale será traspasado el próximo verano.