El Real Oviedo [VIDEO] cayó derrotado en Zaragoza por dos goles a uno con tantos de Borja Iglesias y Forlín en propia puerta para los locales. Y, para los azules, Carlos Hernández en el minuto 89 de la segunda mitad. ¿Qué les pasaba a los pupilos de Juan Antonio Anquela? En la primera parte jugaron bien con igualdad por parte de ambos conjuntos. Pero, en la segunda, llegaba el Zaragoza con aire fresco para poner los goles y la victoria final en el marcador.

Por si fuera poco, Saúl Berjón que vio la segunda amarilla, se quedará sin jugar el próximo encuentro de este viernes ante el Barcelona B en el Carlos Tartiere a las nueve de la noche.

Sin duda, una baja muy importante para el conjunto carbayón. Berjón sería el jugador destacado en ataque del Real Oviedo en todo momento. Fue el que más lo intentó.

Sin cambios en el once salvo la entrada de Rocha

Juan Antonio Anquela salía a La Romareda sin muchos cambios en el once inicial salvo la entrada de Rocha en el centro del campo para sustituir a Hidi. El inicio del partido se presentaba con alegría. Los dos equipos querían ir a por la victoria y así se mostraba en ocasiones de gol y disparos a puerta. Ambas escuadras atacaban una y otra vez sin suerte de momento en las porterías. Sin embargo, parecía que el Real Oviedo [VIDEO] tenía en sus manos el encuentro.

Entre Saúl Berjón y Aarón Ñíguez se cambiaron las bandas para sorprender a la defensa maña. Esa fue sin duda una de las novedades.

Sin duda, Berjón se convertiría en referente en ataque para el Real Oviedo ante el Zaragoza.

Intentos de gol variados en la primera mitad

Pasaban los minutos y los goles no llegaban. Lo intentaba Rocha con un disparo desde la frontal y después Zapater para el Real Zaragoza con un remate de cabeza que se marchaba por encima del larguero. Se trataba de un partido en el que los rivales buscaban en todo momento los errores de cada uno de sus adversarios para aprovechar la oportunidad y marcar el gol definitivo. Después disparaba Pombo desde el área pequeña, pero Alfonso despejaba sin complicaciones.

En la segunda parte el juego del Real Oviedo cambió por completo. Ya no estaba intentando marcar a toda costa como en la primera mitad y esperando a los errores, sino que el Zaragoza tenía el control total del juego. Llegaría entonces así el primer gol de Borja Iglesias.

Cuatro minutos después y sin tiempo para reponerse llegaba el segundo gol tras un disparo de Pombo que tocaba en Forlín para que el balón se dirigiera a cámara lenta hacia la portería. Dos a cero en La Romareda. El partido estaba perdido para el Real Oviedo. Sin embargo, en un saque de esquina Carlos Hernández remataba tras varios rebotes. Tres puntos que se quedan en Zaragoza y los azules a pensar en el próximo partido ante el Barcelona B el viernes a las nueve de la noche en el Carlos Tartiere. Una nueva oportunidad para ganar.