Esta tarde ha tenido lugar el partido entre el tercero y cuarto de la Liga Santander: Valencia C.F. - Real Madrid en Mestalla.

Situación preliminar

El Real Madrid comenzó el partido bajo presión. El pasado martes quedó eliminado de la Copa del Rey ante el Leganés [VIDEO]y a 19 puntos del F.C. Barcelona en Liga. Las cosas se le complican. Además, debemos sumar el condicionante de estar jugando contra el Valencia que está cinco puntos por delante y detrás el Villareal a un sólo punto.

Ante esta situación, Zinédine Zidane apostó por sacar a la BBC como titular. El defensa Sergio Ramos se perdió la convocatoria por una sobrecarga, al igual que Isco que está tocado con un golpe en la cadera izquierda.

El partido

El Madrid comenzó ganando 0-1 tras un penalti lanzado por Cristiano Ronaldo. El penalti se cometió en una contra de la BBC. El partido empezó con una clara posesión del equipo blanco que se fue igualando a medida que se desarrollaba el partido. El equipo de Marcelino tuvo ocasiones que fueron solventadas por Navas.

Tras una jugada entre Benzema y Montoya en el área, se pita otro penalti que vuelve a convertir Cristiano en el minuto 38’. Doblete para Ronaldo. Se iban al descanso 0-2.

A la vuelta, el Valencia C.F. ha acortado distancias con un gol de Santi Mina en el minuto 59'. El partido estaba más igualado hasta que en los últimos diez minutos Marcelo hacía el 1-3 en el 84' y en el 89’ Kross marcaba el 1-4.

El partido estaba en manos del Madrid que concluía el partido a 2 puntos del tercero, su rival directo en este partido.

Reseñable es la actuación Keylor Navas que ha conseguido mantener la victoria de su equipo haciendo un trabajo sensacional desde la portería. En general, todo el equipo ha jugado bien y este resultado es un bálsamo, tanto para jugadores como para el entrenador, en el punto de mira.

La situación blanca

El Madrid consigue con esta victoria afianzar un poco su cuarto puesto en la Liga y acercarse así a dos puntos del Valencia C.F. El conjunto de Zidane se queda a 16 puntos del Barça a la espera de su partido contra el Alavés. El próximo sábado, el equipo merengue se enfrenta al Levante fuera de casa.

La situación del equipo de Florentino es imprevisible ya que su irregularidad es evidente.

El 14 de febrero tiene otra cita importante en el Bernabéu al enfrentarse en Champions League al PSG, entrenado por Unai Emery. Ganar esta competición es lo único que puede aliviar a la afición blanca.