Se acaba de cerrar el mercado invernal y aunque el Barça [VIDEO] ha conseguido dar salida a algunos de los futbolistas con los que no contaba Ernesto Valverde, no ha podido colocar a todos los descartes. Por eso, Leo Messi ya piensa en la próxima temporada y cree que algunos de sus compañeros no tienen el nivel suficiente pare ser integrante de la plantilla blaugrana.

Las salidas del mercado invernal

La operación salida del FC Barcelona [VIDEO] no ha sido tan exitosa como todos esperaban. El club azulgrana tenía en sus previsiones sacar parte de lo que ha costado el traspaso de Philippe Coutinho pero no ha sido así. Solo ha conseguido el traspaso definitivo de Javier Mascherano por el que ha conseguido sacar 10 millones de euros.

Los otros dos futbolistas que han salido en calidad de cedido del equipo han sido Rafinha y Gerard Deulofeu. El primero se ha marchado al Inter de Milán, y tiene una cláusula hasta final de temporada por la cual el club italiano se podrá hacer en propiedad con el brasileño por 35 millones de euros.

El caso del segundo es diferente, después de su última oportunidad desperdiciada en el Barça, la dirección deportiva ha preferido que salga cedido hasta final de temporada para no perder dinero. El valor del español ha bajado en el último año y prefieren que se vuelva a revalorizar para venderlo oficialmente. No tendrá más oportunidades en el club.

Los descartes del próximo año

Aunque solo han salido estos tres futbolistas, la idea era conseguir más dinero vendiendo a otros integrantes que no están dando la talla.

Leo Messi tiene muy claro que tres de sus compañeros no tienen sitio en el equipo de Ernesto Valverde, estos son Aleix Vidal, Lucas Digne y André Gomes.

A ninguno de los tres le faltan pretendientes pero por el que más dinero se puede sacar es por el portugués. André Gomes no ha conseguido triunfar en un club que apostó por él muy fuerte hace apenas 2 años. Siempre que le han dado la oportunidad para que sacara a relucir su calidad no ha conseguido convencer a nadie. Ahora con la llegada de Coutinho sus minutos se verán muy reducidos y peligra hasta el Mundial.

Con lo que respecta a los dos laterales, aunque cuando han jugado no lo han hecho mal, se busca otras alternativas de más nivel para poder sustituir a Sergi Roberto y Jordi Alba, que están a un nivel muy superior. Además, el Barça fichó el pasado verano a Nelson Semedo, por lo que Aleix Vidal no tiene ni la mínima oportunidad de ser el lateral derecho titular.