El Mercado de fichajes sigue en plena ebullición. Sin embargo, de lo que hablaremos a continuación trata de una serie de operaciones que, de producirse, serían ya en el próximo verano. A nadie se le escapa que el Manchester City y el Real Madrid [VIDEO] son dos de los grandes animadores del mundo en cuanto a fichajes se refiere. Aunque por razones distintas.

El City invirtió mucho dinero para lograr algún día disputar el trono mundial a los grandes de Europa.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Real Madrid

Y este verano no va a ser menos. El Madrid, por su parte, es el conjunto más laureado de la historia y debe mantener el nivel. Cuando dos clubes tan potentes se tropiezan, el resultado puede traer consecuencias importantes.

Florentino busca al sustituto de Gareth Bale

Florentino Pérez [VIDEO] quiere pescar en el Manchester City. Dejando a un lado la ya conocida obsesión del presidente blanco por el Kun Agüero, esta vez el objetivo del Real Madrid es otro. De manera consensuada con Zinedine Zidane, el pretendido es el inglés de origen jamaicano Raheen Sterling. Su velocidad endiablada encajaría como un guante en cualquiera de las bandas del Santiago Bernabéu. El principal problema está en que Pep Guardiola no está por la labor de desprenderse de uno de los futbolistas que más utiliza en sus esquemas. Aunque su predilección por alguno de los jugadores del Real Madrid puede hacerle cambiar de opinión.

Isco y Kroos, objetos de deseo de Pep Guardiola

Pep Guardiola, por su parte, también tiene en el Real Madrid algunos de sus principales antojos futbolísticos.

Hablamos de Isco Alarcón y de Tony Kroos. Ambos futbolistas responden al perfil idóneo de Guardiola. Junto a De Bruyne y Silva formarían un centro del campo de ensueño, con calidad, toque, capacidad de asociarse... Pero no serían operaciones ni mucho menos fáciles.

Por un lado está Isco. Parecía que este año se había ganado definitivamente un lugar privilegiado en el once titular del Real Madrid. Sin embargo, llegó el clásico contra el Barcelona y Zidane lo devolvió al banquillo. Es un quiero y no puedo. Todos dicen que es fundamental pero cuando llegan los partidos más importantes, si se cuenta con toda la plantilla, el malagueño es uno de los primeros sacrificados. La idea principal de Isco es triunfar en el Real Madrid, pero no descarta una salida si sigue estando en dudas su lugar en el once.

El caso de Kroos es muy diferente. El alemán es un valor seguro. Titular indiscutible siempre, desde que llegó al club blanco. Su salida solo respondería a un intento por asumir nuevos retos en su carrera.

A sus 28 años, lo ha ganado todo, es campeón de España, de Europa y del Mundo con el Real Madrid y conquistó con Alemania el Mundial de Brasil en 2014. Con todavía un mínimo de 4 años al máximo nivel, la Premier League podría ser un bonito reto para el centrocampista.

Guerra a la vista

No se puede saber si se llegarán a efectuar las tres operaciones o al menos alguna de ellas. Lo único que parece evidente, es que parece que estamos ante un nuevo capítulo de la saga Guardiola-Real Madrid. Una guerra que comenzó hace años y que se mantiene más viva que nunca.