3

Esta cuarta jornada de la fase de grupos en el Estadio San Paolo, el Manchester City aseguró su pase a octavos de final tras vencer 4-2 al conjunto 'azzurri'; con una alineación de 4-2-3-1, sin Claudio Bravo en su portería y con Sergio Agüero de atacante, Pep Guardiola consigue otra victoria para ir a por la Champions.

Un primer tiempo culminado en empate a 1

Desde el inicio del partido, el club inglés supo controlar el balón y aprovechar los espacios del rival, pero sería el Nápoli quien abriera el marcador tras un gol en el 21' Lorenzo Insigne, con asistencia de Mertens y gracias a algunas ocasiones donde el club italiano pudo mantener un juego muy agresivo y rápido.

¡Sin duda alguna el City se sintió amenazado en la primera mitad!

El Estadio San Paolo lucía eufórico por la velocidad de juego que el Nápoli había impregnado hasta el momento, pero un instante de absoluto silencio llegaría cuando en el 34' el zaguero de origen argentino, Nicolás Otamendi, consiguiera el empate al puntualizar una jugada de cabeza directa al arco rival, tras un pase de Gundogan.

Con un primer tiempo que terminó en empate a uno, el Nápoli no lucía preocupado y seguía manteniendo la esperanza de poder asegurar su puesto en la Champions. Por parte del City, Guardiola [VIDEO] estaba en busca de poder sumar su cuarta victoria consecutiva y de ganar ventaja en esta fase de grupos.

Llegó la segunda mitad: el City definiría el partido

Para los últimos 45 minutos, a pesar de que el Nápoli regresó al terreno manteniendo su ritmo de juego, una ofensiva más equilibrada y conectada se dejó ver por parte del club inglés; tan sólo en el 48', John Stones, tras el cobro de un tiro de esquina de Sané, daría la ventaja a los ingleses con un con potente remate que no pudo ser desviado por el portero local.

2-1 en Nápoles, pero los locales no se rinden aún. Jorge Luiz Frello, 'Jorginho', cobraría un penal en el 62' para volver a empatarle al City, gracias a una falta cometida de Sané cobre Raúl Albiol. Con este gol de penal, la fanaticada en San Paolo recuperaba su anterior estado eufórico, aunque no por mucho.

Sólo unos poco minutos después del gol de Jorginho, el City estaba más que decidido a definir el encuentro y este era el día de Sergio Agüero [VIDEO], quien con un gol en el 69' se convirtió, durante la jornada en Italia, en el máximo artillero del Manchester City, sumando así su gol número 178 y el tercero del partido.

Con este 3-1, el Nápoli comienza a rendirse poco a poco en casa, y en el descuento final, el cuarto de los ingleses llegaría para sentenciar al conjunto italiano: esta vez, con Raheem Sterling como protagonista (90+2'). Una dura jornada para el equipo azzurri que caía ante los ingleses 4-2.

Con este resultado, el Manchester City consigue su pase a octavos a falta de dos jornadas, pero el Nápoli deberá revisar sus estrategias de juegos si desea mantenerse a flote en esta Champions League, por lo que tiene la obligación de vencer al Shakhtar el próximo 21 de noviembre.

Sin duda alguna, no había otra forma de culminar la jornada; era la noche de Agüero y este partido pasará a la historia de 'los ciudadanos'. El Manchester City parece más que decidido a llegar a las finales esta temporada.