Duras palabras las de Quique Setién sobre el planteamiento táctico elegido por Diego Pablo Simeone para afrontar la segunda mitad del partido que enfrentó al conjunto colchonero con el Fútbol Club Barcelona el pasado sábado.

Y es que el entrenador santanderino no dudo en dejar este recado ante los micrófonos de El Transistor de Onda Cero a su colega del Atlético de Madrid tras el espectacular 3-6 encajado por el cuadro andaluz en su propio estadio ante el Valencia en uno de los partidos más rimbombantes de la última jornada de Liga.

No hace falta que haga alusión directa al Cholo para percatarnos que se refiere, sin lugar a dudas, al 1-1 alcanzado en el Wanda Metropolitano [VIDEO], entre Atlético y Barça [VIDEO].

Fue el único encuentro de la octava jornada en el cual se dieron las circunstancias descritas. ¿Pero por qué deja esta pulla un entrenador de esta clase?

Setién se defendió ante la prensa de las críticas al juego abierto de su equipo en busca de la remontada y al hecho de haber encajado seis goles en casa ante el Valencia argumentando “prefiero perder así que no, como he visto este fin de semana, marcar, echarte atrás y que te empaten al final”. Sin embargo, no tiene sentido criticar el juego de otro equipo para tapar las carencias del tuyo.

Es el último capítulo de una relación un tanto complicada entre el técnico del Betis y el del Atlético. En 2016 tuvieron su primer acercamiento, concretamente en el encuentro que enfrentó al conjunto colchonero con la UD Las Palmas, entrenada por aquella época por Quique Setién, quien no dudó en dejar las siguientes palabras al técnico argentino durante el saludo de rigor entre entrenadores: "Estás haciendo un trabajo sensacional, pero no me gusta cómo juega tu equipo".

El mismo mensaje lo podría haber dejado perfectamente por privado, pero prefirió hacerlo ante las cámaras de televisión. Parece que le va el morbo al entrenador cántabro.

Lo que sí es verdad es que la flecha lanzada por Quique Setién a Simeone vuelve a abrir en nuestro país la perpetua pelea entre fútbol de toque y fútbol guerrillero. El Cholo y Setién son, en este sentido, como el día y la noche, figuras totalmente opuestas. El primero apuesta por el rigor defensivo, con equipos simplones que defienden como si no hubiera un mañana, tratando de aprovecharse de los despistes del rival a base de contragolpes. Un estilo de juego totalmente plausible. El segundo sin embargo apuesta por el toque, la circulación del balón, la calidad, situando a sus equipos están entre los más llamativos de la liga, aunque eso en muchas ocasiones vaya en detrimento de la capacidad defensiva del equipo. No hay más que recordar la espectacular temporada que hizo la UD Las Palmas la temporada pasada.

A pesar de estas diferencias de estilo, sí que es cierto que nunca se debe criticar el fútbol que hace otro equipo por el simple hecho de no gustarte.

Los resultados están ahí y probablemente las palabras no hayan sido las más acertadas. Esperaremos a ver cómo contraataca en estos días Diego Pablo Simeone.