Domingo intenso el vivido ayer en Pekín, teníamos en juego dos finales y ambas con presencia española. Por un lado, la hispano-venezolana Garbiñe Muguruza, que se enfrentaba a la suiza Bacsinszky. En el que fue un partido trepidante con una gran remontada por parte de la española que acabo culminándola con la victoria por (7-5 6-4). Por otro lado teníamos a Rafa Nadal, que parecía que volvía a coger sensaciones, pues hizo un gran torneo, pero el número 1 Novak Djokovic no le dejó oportunidad en una final desigualada (6-2 6-2).

El partido de la tenista española, empezó de una forma poco habitual, con 7 roturas de servicio en el primer set.

En el cual Garbiñe fue 2-5 abajo en el marcador, pero consiguió resarcirse y remontar el vuelo, para acabar imponiéndose por 7-5 en el primer set, endorsando un parcial de 5-0. En el segundo set la española volvió a empezar mal, pues perdió su primer servicio y se vio en el marcador con un 2-0 abajo, que supo remontar mediante dos roturas de servicio, para acabar ganando por 6-4. La tenista mostró que esta plenamente recuperada de su lesión en la rodilla izquierda, que la semana pasada le obligo a retirarse en la final de Wuhan frente a Venus Williams.

Con esta victoria la tenista hispano-venezolana, escala puestos en el ranking WTA para ponerse en el número 4, a solo 1 punto de entrar en el TOP3, ocupado por la rusa Maria Sharapova. Además gracias a los puntos conseguidos por la victoria de ayer, podrá estar a final de mes en el Máster de Singapur, siendo la única española que lo consigue desde hace 14 años.

Vídeos destacados del día

Por otro lado, el manacorí, Rafael Nadal, parecía que empezaba a recuperar sensaciones en esta mala temporada para él, tras ganar en semifinales a Fognini. Pero en la final no se vio al Rafa Nadal que esperábamos y se vio superado de principio a fin, por el serbio Djokovic, que desde el primer juego fue por delante en el marcador tras romper el saque a Nadal e imponiéndose por un doble 6-2.

Fin de semana intenso para el tenis español, en las finales del torneo de Pekin, ambas con presencia española. Vimos la cara y cruz de la moneda, con una intensa Garbiñe que continua mostrando su progresión en este año y a Nadal que no acaba de recuperar sensaciones esta temporada. Veremos si en el Master de Singapur, Garbiñe consigue subir un puesto más en el escalón y situarse en el TOP3.