Los de Paulo Bento tienen pie y medio fuera del Mundial de Brasil. El empate a dos goles les mantiene vivos en la tercera y última jornada de la fase de grupos, pero necesitan golear a Ghana y esperar que Alemania haga lo propio con Estados Unidos.

El partido de ayer en Manaos comenzó de manera muy favorable para los lusos. Nani tardó apenas cinco minutos en abrir el marcador, con un buen gol que resucitaba a Portugal. Los norteamericanos, sin embargo, no se achantaron y comenzaron a aproximarse a la portería del sevillista Beto, que protagonizó alguna parada salvadora.

No te pierdas las últimas noticias Sigue el canal Fútbol

Ya en la segunda parte, Jones (minuto 65) sorprendió a propios y extraños con un disparo desde la frontal del área contra el que nada pudo hacer el portero portugués. El empate reforzó el espíritu de lucha de Estados Unidos, que comenzó a tomar el control del partido.

En el minuto 82, Dempsey remontó el encuentro, lo que parecía significar la clasificación matemática de su selección a octavos de final. Pero, el alirón estadounidense tendrá que esperar a la última jornada, porque en el minuto 95, Varela peinó un centro medido de Cristiano Ronaldo y puso de nuevo las tablas en el marcador.

Con este resultado, la selección capitaneada por el crack del Real Madrid va a necesitar echar mano de la calculadora para poder pasar de ronda. Con un goal average de -5 con respecto de Estados Unidos, Portugal necesita golear a Ghana y que Alemania gane con solvencia a Estados Unidos. Por ejemplo, les valdría con obtener un 3-0 en su último partido y que los germanos vencieran con 2-0 a sus rivales. Complicado, pero no imposible.