Si hay un libro que ha causado auténticos interrogantes en los científicos, hasta considerarlo como el libro más misterioso del mundo, ese es el manuscrito Voynich. Redactado en un idioma indescifrable y con unos enigmáticos dibujos que no se sabe muy bien qué representan, se ha convertido en un tema crucial para los aficionados a los misterios. Sin embargo, se ha realizado una investigación que situaría el origen del manuscrito Voynich en un lugar que jamás se hubiera imaginado: Aragón.

El manuscrito estaría escrito en proto-romance aragonés

Según Gerard Cheshire, doctor de la Universidad de Bristol en el Reino Unido, está redactado en proto-romance y se trata de una creación de unas monjas dominicas de la Corona de Aragón para la reina María de Castilla, quien se había casado con Alfonso el Magnánimo.

Para Gerard Cheshire, se trata de un "logro histórico" y de un "momento Eureka" de que se haya podido identificar la lengua del misterioso manuscrito Voynich, ya que estos datos encajan a la perfección con los análisis realizados por el carbono-14, que dictaminaron que el enigmático texto fue realizado en el siglo XV.

El trabajo realizado por la Universidad de Bristol, además, ha ayudado a conocer más la lengua romance que existía en Aragón durante la Edad Media, que se considera prácticamente extinta.

Se comienza a revelar el contenido del manuscrito Voynich

Tras concluir que está redactado en proto-romance de Aragón, el manuscrito Voynich empieza a dejar de ser un enigma. Ya se ha analizado una parte del contenido del libro, que es de diversa temática.

¡No te pierdas las últimas noticias!
Haz clic en el tema que más te interese y te mantendremos al corriente con aquellas noticias que no debes perderte.
Historias

Así, en él se hace referencia a herramientas para conseguir medir la profundidad del agua, los diferentes comportamientos de una mujer, plantas mediciales o incluso el conocimiento de las estrellas mediante la astrología.

El propio Gerard Cheshire asegura que reproduce con dibujos a la reina María de Castilla debatiendo sobre asuntos comerciales mientras permanece en una bañera. También defiende su trabajo de aquellos escépticos que miran con recelo los nuevos descubrimientos sobre el manuscrito Voynich. Afirma que su estudio está refrendado por más académicos, así como por lingüistas e historiadores especializados en lenguas romances como la de Aragón. Concluye que su análisis de cifrado no pretende convencer a nadie, sino arrojar luz sobre los interrogantes que ha encerrado este texto durante siglos.

Sin duda, se trata de un hallazgo que ayuda a que el libro más misterioso del mundo, pueda dejar de serlo muy pronto. Y esos hallazgos tienen como escenario un lugar que era impensable, como el territorio de Aragón, que en el siglo XV vivía su etapa de esplendor por todo el Mediterráneo.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más