National Geographic anunció que un gran sacrificio masivo de niños ocurrido en Perú hace más de 500 años fue descubierto. Por lo menos hay restos de 140 niños ofrecidos en una especie de ritual. Tal hallazgo fue en la región norteña de La Libertad, lugar donde los Chimú una civilización precolombina se extendió.

Informe de National Geographic sobre descubrimiento en Perú

Según el informe de National Geographic los registros de sacrificios humanos entre los mayas, aztecas e incas han sido sorprendentes pero algo como el de La Libertad en Perú es “un hallazgo sin precedentes”.

El explorador de National Geographic Gabriel Pietro quien es miembro de la Universidad Nacional de Trujillo estuvo entre los investigadores junto a John Verano de la Tulane University.

Según admitió Verano “creo que nadie se lo podría haber imaginado”. Desde 2011 se han estado excavando y encontrando restos de niños. Inicialmente en las ruinas de un templo que data de hace 3,500 años se encontraron los restos de 42 niños y para 2016 ya habían sido descubiertos más de 140. Según las pruebas con carbono algunos objetos encontrados allí son de los años 1400.

Por las características de los restos todo sugiere que les abrieron el pecho para extraerle el corazón, algo muy común en los sacrificios de aquellas civilizaciones. Las pruebas indican que las edades de los niños varían de 5 a 14 años. Todos los restos de los niños fueron sepultados con el rostro hacia el mar. El imperio inca desapareció a esta civilización Chimú en 1475. Según National Geographic el entierro de más magnitud de niños como consecuencia de ritos fue en la capital Azteca Tenochtitlán de México con 42 niños, pero lo de Perú no tiene comparación.

Por qué las civilizaciones antiguas sacrificaban niños

En la antigüedad este tipo de ritos era muy común, sin embargo la explicación varía según el investigador que descubra los motivos de estas civilizaciones para tan malvado comportamiento. Algunos han sugerido que estas personas no actuaban conscientes sino bajo los efectos de alguna influencia maligna o de alguna droga muy poderosa. Otros hablan de que simplemente estaban locos, sin embargo cuando se observan los razonamientos matemáticos de estas civilizaciones no parece haber locura.

Lo cierto es que gracias a Dios estas civilizaciones ya no existen y solo quedan los restos de la maldad que demostraban.

National Geographic es la que financia estas investigaciones y precisamente entre el equipo de investigadores que participaron estaban profesionales de las universidades cercanas al lugar del descubrimiento. Cabe destacar que estos estudios son lentos pero exactos, ya que las excavaciones van acompañadas de análisis profundos para entender la historia de cada lugar.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más