El proyecto 'Reanima', de la compañía estadounidense Bioquark, ha conseguido la autorización de los gobiernos de la India y EEUU para un experimento un tanto controvertido: durante los próximos meses, tratarán a pacientes en estado de muerte cerebral para intentar resucitarlos."No es que vayan a saltar y salir corriendo, pero si tenemos éxito estarán técnicamente vivos". afirmaIro Pastor,director del proyecto.

Los destinatarios serán pacientesque, tras sufrir un accidente o cualquier otrotipo de trauma, han sido declarados clínicamente muertos, pero que mantienenactividad cardíaca y respiratoria gracias aaparatos de soporte vital.El equipode Bioquark cree que estos pacientespodríanrevivir si se les inyectaun cóctel de fármacos y células madre, mientras se aplican métodos de estimulación nerviosabajo monitorización de su actividad.

Actualmente están trabajando en el hospital Anupam, en la India.La legislación de este país, unido a los costes más bajos, es lo que les ha empujado allevar a cabo allí su estudio.“Acabamos de recibir la aprobación para seleccionar a los primeros 20 pacientes y estamos trabajando con el hospital para identificar a familias que tengan algún miembro clínicamente muerto y que, por barreras religiosas o condiciones médicas de algún tipo, no puedan donar sus órganos”, explicó Iro Pastor en declaraciones a BBC Mundo.

"No somos unos doctores Frankenstein. Trabajamos dentro de los límites del sistema tradicional de salud"

Hasta ahora, la muerte cerebral se ha considerado irreversible, pero el proyecto tratará de confirmar si se puede contribuir externamente a su recuperación. La compañía ya ha experimentadocon algunas especies de peces y anfibios, que son capaces de regenerar partes del cerebro después de sufrir dañosimportantes.

Aunque los seres humanos no tenemos esa capacidad, los pacientes con daño cerebral han mostradoactividad eléctrica residual, por lo que el proyecto pretende averiguar si esta actividad podría ir a másgracias alcombinado de fármacos y la terapia de neuroestimulación.

Pese a todo, Bioquark no pretende devolver a la vida a ninguno de los pacientes, aunquesus avances podrían contribuir a desarrollar nuevas terapias para regenerar daños cerebrales de pacientes vivos, así como a tratar enfermedades neurodegenerativas como el Alzheimer o el Párkinson.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más