Muchas veces hemos visto en las pantallas cosas tan surrealistas como el monstruo Frankensteinhecho a trozos o Robocop, medio máquina medio humano. Estas son representaciones extremas detrasplantes decirugía de quehan capturado nuestra imaginación lo largo de los años.

Así que cuando el neurocirujano italiano Sergio Canavero anunció por primera vez su intención de llevar a cabo elprimer "trasplante de cabeza"endiciembre de 2017 en suproyecto HEAVENlaciencia ficción parece estar cada vez más cerca de la realidad.

La idea de Canavero implica una cirugía que dura unas36 horas en la que el paciente afectado recibe la cabeza de un donante y la integran con la médula espinal del paciente y el cerebro de un donante que esté muerto.Esta es la idea en términos generales y de forma muy resumida.

A pesar de que los científicos y cirujanos expresaban serias dudas sobre este proyecto, Canavero está convencido de que ahora existe la tecnologíaadecuada para que la probabilidad de éxito seade alrededor de 90%.

¿Cómo se llevaría a cabo?

La cabeza del paciente y la médula espinal del cuerpo del donante se enfría por debajo de 20 °C. Esto daría a los equipos quirúrgicos menos de una hora para separarsimultáneamente las dos cabezas del cuello, transferir la cabeza de un cuerpo a otro y volver aconectarla a la columna vertebral y los vasos sanguíneos antes de que las células del sistema nervioso comiencen a decaer.

Se utilizaría un compuesto especializado conocido como polietilenglicol (PEG) y estimulación eléctrica para conectar los enlacesque se ejecutan a través de la médula espinal.

Después todos los vasos sanguíneos, los músculos del cuello y el tejido conectivo se cosen. El paciente estáen un coma inducido químicamente durante tres a cuatro semanas para permitir las conexionesysellarlo bien.

Pero Canavero ni siquiera tienemodelos anteriores con animales para demostrar la viabilidad de mantener la cabeza llena de vida durante el procedimiento. Pero el doctor se basa en que en una lesión de la médula espinal, losaxones de las neuronas se cortany se puede recuperar el funcionamiento.

Pero en estas lesiones se producen cicatrices gliales, que son grupos de células inmunes que acuden a la zona de la lesión cuando la médula espinal está dañada. Estas cicatrices remiendan los agujeros en los axones y protegen contra una lesión mayor, pero también liberan químicos que detienen los dos extremos de la fusión. El estudio deCanavero no hace mención de cicatrices gliales, que probablemente resulten ser un obstáculo fatal para su procedimiento.

Sí es cierto que elPEG puedepromover la reparación axonal, en cierta medida, pero la mayoría de estos experimentos se realizaron en células aisladas en un laboratorio y en animales.

Los axones podían volver as conectarse en estos casos e incluso los animales podían volver a andar, pero con dificultades.

En el procedimiento de Canavero, estos axones dejarían alpaciente paralizado y respirando con una máquina si se equipara con los resultados de las ratas.

Aunque la propuesta de Canavero es una idea interesante, la ciencia no apoya su afirmación de que ahora tenemos la tecnología para llevarlo a cabo. Sin embargo, los avances significativos se están realizando en el tratamiento de lesiones de la médula espinal a través de la terapia de células madre o de la formación de puentes sobre cicatrices gliales sería un primer paso hacia la realización de la visión de Canavero.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!