Los cirujanos operan mejor cuando escuchan música y las melodías pueden ayudar a los pacientes a relajarse. Sin embargo, para las enfermeras, es una pesadilla. Y no es que lo diga yo sino que hay un estudio sobre ello.

El estudio se centró en el rendimiento de 15 cirujanos plásticosa losque se pidió que hicieran unasincisiones en los pies de cerdo (elegidos por su similitud con la piel humana). Se encontró que los cirujanos trabajaban mejor si escuchabansus canciones favoritas.

Es decir, que lo hacían más rápido y mejorque los que operan sin música. Para ser más exactos, tardabanentre un 8 y un10% menos en acabar su trabajo.

Pero ¿qué pasa con el resto de personas que hayen la sala de operaciones?. En una operación no sólo hay un cirujano y la música favorita que elija puede que no sea del mismo gusto que el resto del equipo. ¿Cómo pueden los otros miembros prestar toda suatención e incluso escuchar las instrucciones del cirujano con claridad?

Otro informe publicado a principios de este mes en el JournalofAdvanced Nursingencontró que la música podría ser perjudicial. Cuando están en una operación, el cirujano suele elegir la música y el volumen y eso hace que las enfermeras tengan que pedir más veces que se les repita lo que se les dice porque no lo oyen, hasta 5 veces más que sin música.

¿A qué se debe eso? La mayoría de veces a un exceso de volumen ya que según la Organización Mundial de la Salud (OMS) se excedía el ruido en el lugar de trabajo.

Luego ampliaron el estudio a 20 operaciones más de dos hospitales distintos y en 16 de los casos se usaba música.

¿Qué investigación es más importante? Se dice que los cirujanos realizan mejor su trabajo con música, y por contraque la música distrae al resto del personal quirúrgico.

Eaquí un tercerestudio que hemos encontrado en larevista The Lancet, que dice que escuchar música antes y después de la cirugía puede reducir el dolor y la ansiedad en los pacientes, y que incluso tiene un efecto en las operaciones menores comoanestésico general.

En el estudio participaron7.000 pacientes y se vioque los niveles de dolor medido en una escala de 1a 10 se redujo en dos puntos en los casos que se utilizó la música.

Sr. Hazim Sadideen, prestigiosocirujanoplástico y del Hospital Queen Elizabeth de Birmingham explica que es "Podemos escuchar música en algún momento si hay un consenso para hacerlo, pero nuestro enfoque es la seguridad del paciente y la eficiencia óptima.".Sadideen dirigióun estudio sobre la reducción de la ansiedad en operaciones menores, donde los pacientes estaban despiertos en la mesa de operaciones; se encontró con que la música puede reducir la ansiedad y el tiempo de recuperación en estos casos.

"Es muy importante la participación del paciente", dice. "Hablo con ellos y les explico lo que está sucediendo [cuando están despiertos], y para algunos de ellos la música - yo utilizomúsica clásica - puede distraerlos de estímulos negativos asociados con la cirugía, hacia pensamientos más agradables, especialmente si se trata de música familiar ".

Lo que queda por verse, entonces, es cómo llegar a un consenso sobre el tipo de música que se reproduce durante la cirugía.

¡No te pierdas nuestra pagina de Facebook!!
Haz clic para leer más