En el artículo de hoy hablaremos un poco sobre el pollo al chilindrón, y aprenderemos a prepararlo.

Anuncios

Sobre el chilindrón:

El chilindrón es una salsa muy típica del noreste de España. Dos de los platos más habituales que utilizan esta salsa con el cordero y el pollo. Es muy buena acompañando carne avícola y carnes tiernas, suele llevar hortalizas rojizas como es el caso de los tomates o el pimiento rojo.

El pollo al chilindrón que cocinaremos hoy es un plato tradicional de Aragón y la zona noroeste del país, pese a ser consumida en más lugares.

Anuncios

Con un color rojo característico, está preparada con pollo y salsa chilindrón. Es una receta de fácil elaboración con ingredientes fáciles de encontrar.

Información nutricional:

La carne de ave tiene un alto contenido de proteínas. El plato poseerá una gran cantidad de vitaminas y antioxidantes procedentes del acompañamiento de la salsa chilindrón, la cual contiene muchas hortalizas.

Qué necesitamos:

- 1 pollo

- 2 pimientos verdes

- 1 pimiento rojo

- 2 cebollas

- 2 dientes de ajo

- 1 hoja de laurel

- 125 g de tomate en salsa

- Aceite

- Pimienta

- Sal

Así lo prepararemos:

En primer lugar trocearemos el pollo, salvo que lo hayamos adquirido ya troceado.

Anuncios

Una vez cortado, lo lavaremos bien y lo escurriremos bien.

A la vez, pelaremos las cebollas y las trocearemos en finos trozos. Igualmente trocearemos los pimientos, tras lavarlos bien. Laminaremos los dientes de ajo después de pelarlos.

Calentaremos una olla o cacerola con aceite y cuando coja temperatura pondremos el pollo troceado tras salpimentarlo, con el laurel que potenciará su sabor. Los freiremos con fuego lento de manera que se doren bien por cada uno de sus lados. Deberemos de ir removiendo para evitar quemarlos. En el momento en el que el pollo esté frito, lo sacaremos y reservaremos para luego.

Sin cambiar de sartén, freiremos los pimientos, el ajo laminado y la cebolla y añadiremos aceite si es necesario. Sazonaremos al gusto y dejaremos el fuego a potencia media. Hay que ir dándole vueltas. En el momento en el que empiece a mostrar color añadiremos el tomate en salsa a la vez que disminuimos la potencia del fuego. Lo dejaremos unos 10 minutos. dejando que empiece a coger espesor.

Transcurridos ésos 10 minutos, añadiremos la carne de pollo que habíamos reservado, mezclándolo bien con el resto de ingredientes manteniéndolo una media hora, dejando que termine de hacerse el tomate y la carne vaya absorbiendo sabor.

Nota: Se sirve en caliente. Hay quien decide añadir también tacos de jamón. Éstos se añadirían junto al ajo, cebolla y pimientos.

¡Qué aproveche! #Cocina #Alimentos #Calidad de vida