El trágico incendio de la residencia de Santa Fe (Zaragoza), en el que murieron ocho personas, parece ser que comenzó en una habitación en la que no residía ninguna persona, según declara la Guardia Civil.


La responsable del suceso probablemente fue una anciana de la misma residencia, aunque se desconocen con certeza las causas del incendio. El Ayuntamiento de Zaragoza ha decretado un día de luto, el cual empezará en la medianoche del lunes al martes, debido a las ocho personas que perdieron la vida en el trágico incendio. Éste suceso se ha convertido en el incendio de una residencia de la tercera edad con el víctimas más elevado de la última quincena.


El fuego se extendió rápidamente, quemando totalmente dos habitaciones. El humo,tomó protagonismo rápidamente en las plantas dos y tres. La trabajadora que estaba en ése momento llamó a los servicios de seguridad e intentó acudir en auxilio de los ancianos. Inmediatamente llegó ayuda procedente de los cuerpos de seguridad y de vecinos del pueblo, que ofrecieron su ayuda a la residencia


Al parecer la causa del fallecimiento de todas las víctimas, que tenía una edad de entre 74 y 93 años, fue la intoxicación por humo, aunque falta que se confirme con las respectivas autopsias. Cuatro de los afectados por el incendio permanecen hospitalizados, y uno de las víctimas todavía está en estado grave.


Desde el año 2000, por lo menos 47 personas han fallecido a causa de incendios de este tipo.


Se va a comenzar a realizar una investigación para saber si la residencia de la tercera edad cumple con las normas de seguridad respecto a la normativa municipal, tal y como ha comunicado Pedro Santisteve, nuevo Alcalde de la capital aragonesa, que mostró su apoyo a los afectados por el incendio.


Santisteve y la vicealzaldesa se han puesto a disposición del Gobierno de la Comunidad Autónoma de Aragón, para ayudar en todo lo que sea necesario, pese a que éste suceso no es competencia del Ayuntamiento de la capital maña.


Se ha dado las gracias también a la ayuda que ofrecieron muchos vecinos de las cercanías de la residencia, que al poco de saber la situación en la que se encontraba la residencia de Santa Fe acudieron a ayudar en todo lo posible. También se quiso agradecer a bomberos y policías.  #Crónica Zaragoza