Recuperar la normalidad en el sueño tras un largo viaje en avión para algunos resulta una tarea difícil de conseguir y peor aún si nos vemos afectados por el fastidioso jet lag. Este desfase horario se produce por un desequilibrio en nuestro reloj biológico cuando se es expuesto a una zona horaria diferente a la acostumbrada.

El ser humano es como una máquina reprogramable que está adaptado a cumplir una rutina y una serie de horarios que normalmente cumple rigurosamente. Bien, el día que ese horario se modifica el cuerpo se desestabiliza y le cuesta retomar su ritmo habitual. Es lo que sucede con el jet lag, en cuanto cambias de huso horario tu reloj interno se descontrola.

Anuncios
Anuncios

Las molestias causadas por una descompensación horaria suele tardar unas 72 horas, salvo algunas excepciones de personas a las que les cuesta un poco más de tiempo adaptarse al cambio y que incluso se ven en la necesidad de recurrir al doctor; lo cual es recomendable si los síntomas persisten.

Estos síntomas pueden ser: la falta de sueño, somnolencia durante el día, irritabilidad, desgana, falta de concentración, agotamiento físico, insomnio, mal humor, entre otros.

Hoy en día mucho se habla del jet lag en el argot viajero, pero muchas veces desconocemos el significado de este término que en inglés quiere decir, jet avión y lag, demora o desfase horario en español.

Consejos para sobrellevar el Jet Lag

  • Cuando llegues a tu destino, ¡No te acuestes! Debes procurar mantenerte lo más activo posible y en cierto modo "engañar" a tu mente y cerebro y continuar con la hora del país donde estés y acostarte en su zona horaria, lo mismo para el retorno.
  • No tomes pastillas para dormir, evita la nicotina, las bebidas energéticas e intenta adaptarte a tu nuevo horario.
  • Distraerte te vendrá bien, haz alguna actividad de modo que no prestes tanta atención a que no puedes dormir.
  • Si vas a viajar desde España a República Dominicana donde la diferencia horaria es de 6 horas, acuéstate una hora menos en la medida que se aproxime la fecha de tu viaje, de este modo vas ajustando a tu organismo para lo que viene.
  • Procura ambientar el dormitorio, baja las persianas para evitar que entre la luz, con esta pequeña técnica adaptas tu reloj interno para cuando llegues a tu nueva zona horaria.

El jet lag no está considerada como una enfermedad aún, no obstante, debemos cuidarnos dado que un trastorno en el sueño nos puede modificar nuestra organización de las vacaciones.

Anuncios

En cualquier caso, cuando tengas la oportunidad de viajar hazlo y sobre todo disfruta, que la oportunidad de dormir y descansar te llegará en su debido momento. #Viajes #destinos #jetlag