#Madrid es una ciudad que puede causar cierto #Amor-odio, puede que no la entiendes y que incluso llegues a odiarla, no obstante, aquí te dejo los motivos por los que yo me he enganchado a ella.

Anuncios

1. Por su bocadillo de calamares

Sí, se que te suena raro, pero el bocadillo de calamares es tan típico de Madrid como pueden ser las pizzas en Italia (si seguimos los estereotipos). Este dato me resulta muy curioso y es uno de los motivos por los que Madrid me fascina. En primer lugar, ¿por qué los calamares? ¿De dónde los sacarán? Es algo que me intriga.

Entonces, si has venido a Madrid y has estado por la Plaza Mayor, pero no has ido a Los Galayos a comerte un bocata de calamares, es que no has estado verdaderamente en Madrid.

Anuncios

Si estás pensando en venir, te recomiendo ir al Bar El Brillante, llevan abiertos desde 1952, así que podrás imaginar lo bien que les quedan. Eso sí, lleva contigo como mínimo 7€, la calidad no es barata. Como consejo, debo decirte que te informes bien antes de ir a algún bar, pues puede que te caigas en alguno de baja calidad, con bocatas grasientos y mal hechos.

2. Por su cielo

El cielo de Madrid es simplemente genial, soy su fan número 1. Yo que soy de una isla, ando siempre buscando pequeños rincones donde perderme, ver el atardecer y tener ese ratito de paz. Y sí, Madrid los tiene. Puedes optar por ir a una terraza de lo más chic y contemplar cómo el cielo se llena de tonos naranjas mientras disfrutas de una cerveza. El Hotel Oscar Roommate es una buena opción. También puedes pasear por el Retiro o el Templo de Debod.

3.Por su Malasaña

En las entrañas de esta ciudad se encuentra el barrio de Malasaña. Hipster, alternativo, moderno, y todos los adjetivos que quieras. El centro neurálgico de ''la movida''. Te encantará pasear por sus calles y observar parejas de modernos y su manera tan peculiar de vestir.

Anuncios

Los domingos puedes ir a la Dos de Mayo y comprar algo ''hippie'' en el mercadillo o sentarte a tomar un café en alguna cafetería vegana. Lo que más me gusta de este barrio son sus pubs, desde rock and roll hasta soul de los 60.

4. Por sus rincones

Conciertos, jam sessions, jardines secretos, festivales de jazz, y mucho más. Cómo me gusta descubrir cada día un lugar nuevo que visitar en Madrid o una exposición que ver. Aquí cada días hay cosas por explorar, por ejemplo, el Jardín Secreto de Salvador Bachiller o la cafetería del Museo del Romanticismo.

5. Por las luces de Navidad

Sí, soy una fanática de la Navidad, me encanta sentir el ambiente lleno de amor y felicidad, y jamás renunciaré a ella. Por eso, este es el lugar perfecto, sé que te vas a enamorar del árbol que ponen en la puerta del sol, de las luces que decoran la ciudad, los mercadillos y el olor a dulce. ¿Y qué me dicen del autobús recorre la ciudad enseñando todas las luces? Es una maravilla. Además, puedes encontrar muchísimas actividades para hacer durante este periodo. #Viajes