Con el estreno este año de la película Animales fantásticos y dónde encontrarlos nos avisan de que el universo de Harry Potter da para mucho más. Además, no podemos olvidarnos del estreno de la obra de teatro Harry Potter y el legado maldito, y la publicación del guion como continuación de la historia diecinueve años después.

Como una de las tantas personas que ha crecido con Harry Potter, todo este hablar del niño que sobrevivió me ha producido una pequeña ola de nostalgia tal, que he decidido sofocarla visitando los estudios Warner Bros en Londres, donde se rodaron las ocho películas. Para ser honestos, yo soy una fan incondicional de los libros, no de las películas.

Anuncios
Anuncios

Las he visto, sí. He disfrutado con ellas (con unas más que con otras), pero no me encantan. No están ni de cerca dentro de mi lista de películas favoritas. Por lo tanto, estaba un poco insegura con respecto a mi visita a los estudios.

Sin embargo, he de decir que me ha encantado. Lo disfruté como una niña y una adulta a la vez. Por eso, aquí te traigo los 7 imprescindibles de tu visita a los estudios. No obstante, si quieres disfrutar al máximo la experiencia, para de leer. No busques más información. Cuanto menos sepas, más te sorprenderá lo que encuentres. Pero si eres como yo y te mueres de ganas de saber lo que te puedes encontrar, para ir haciendo listas de lo que no puedes perderte, continúa leyendo.  

La introducción y el vídeo de presentación

Advertencia: te pueden empezar a caer unas lagrimillas.

Anuncios

El viaje empieza con un repaso al impacto que tuvo la historia de J.K. Rowling en el mundo y en sus actores. Espera y presta atención, si el final no te roba un oooh! estás en el lugar equivocado.

La escena de Voldemort en la casa de los Malfoy

Espeluznante. Además, puedes ver las imágenes del making of de esa escena y recordar la brillantez de Alan Rickman.

El callejón Diagon

Un consejo: ve con tiempo. Yo tuve que apurar esta última parte y no la disfruté como debería.  Están hasta los más mínimos detalles. La batería de tu cámara sufrirá aquí un duro revés.

El expreso de Hogwarts

Pensé que el tour había terminado. No sabéis la sorpresa al escuchar el pitido del tren, girarme y descubrir que aún quedaba mucho por delante.

La cerveza de mantequilla

Una parada necesaria para recargar pilas. No os podéis ir sin probarla, pero sabe fatal.

El gran final

Lo mejor de todo el tour. La banda sonora de fondo, una sala que se va iluminando poco a poco y en el centro el gran castillo de Hogwarts. No lo esperaréis, seguro.

La tienda de regalos.

Hay de todo pero muy caro. Hay varitas y varitas para poder elegir, pequeños detalles para los coleccionistas y los típicos souvenirs que puedes adquirir de recuerdo. Lo más recomendable es un libro sobre el rodaje de las películas y en el que incluyen detalles, como la carta de Hogwarts, el mapa del merodeador o el anuncio de “Se busca a Sirius Black”.   #HarryPotter #wbtourlondon