Septiembre, el mes del "tsukimi" en Japón

Septiembre es el mes en el que se contempla la luna llena en Japón.

Hoy se celebra la casi olvidada costumbre del 月見 (leído "#tsukimi"), una tradición típica del mes de septiembre.

Y decimos casi olvidada, porque en realidad, dentro de la iconografía japonesa, aún es popular el motivo de los conejos y la luna en publicaciones, carteles y hasta telas con las que se confeccionan pañuelos y yukatas.

La tradición de mirar a la luna llena

Alrededor del día 15 de septiembre la luna alcanza el #plenilunio. Esa fecha se conoce como Jyūgoya (十五夜), que significa, literalmente, "la decimoquinta noche" ("jyugo" significa "quince" y "ya" significa "noche").La luna llena coincide con el decimoquinto día del octavo mes del calendario lunar, el tradicional calendario japonés ya en desuso desde 1872.

Anuncios
Anuncios

Pues bien, existe una tradición muy antigua y, como decíamos, un tanto olvidada, que consiste en contemplar la luna llena esa noche y los 14 días siguientes, los del equinocio de otoño.

Esta tradición se conoce con el nombre de tsukimi (月見) una palabra se compone de los caracteres que significan "mirar" (見) y luna" (月).

El origen de esta tradición se remonta a una ancestral costumbre china que acabó adoptando la elite cultural japonesa durante el periodo Heian (794-1185) que consistía en reunirse bajo la luna llena a escribir poemas (haiku) de amor y beber sake. Comenzaron celebrándola los aristócratas (a bordo de pequeñas embarcaciones pues así podían contemplar la luna reflejada en el agua) y acabó extendiéndose a los samurais, clase guerrera pero con profundos conocimientos de poesía.

Anuncios

La luna es uno de los elementos a los que más veces se hace referencia en los haiku.

Reuniones para mirar a la luna

Aunque se trata de una costumbre bastante olvidada, todavía hay quien la celebra. Generalmente reviste carácter familiar o con amigos cercanos, aunque también puede asistirse a reuniones públicas organizadas por algunos templos, conocidas como kangetsukai ( 観月会).

Época de la cosecha

También se conoce a esta época en #Japón como "luna de cosecha" (中秋の名月, leído "chuushuu no meigetsu"), puesto que en estos días comenzaba la cosecha (y la luna llena ayudaba a iluminar los campos para quienes trabajaban hasta la noche).

Los agricultores rezaban a la luna en estos días para pedir una buena cosecha, ya que existía la creencia de que los rezos a la luna llena eran más escuchados. La luna llena es símbolo de riqueza en las cosechas y se creía que un espíritu sagrado habitaba en la fuerte luz que despide.

Conejos en la luna

Una de las creencias populares más típicas de Japón es la de que en la luna viven conejos que fabrican mochi (pasta de arroz tradicional).

Anuncios

Esa imagen forma ya parte de la iconografía japonesa y está presente en numerosas manifestaciones artísticas, sobre todo en pinturas, grabados y motivos decorativos, así como en vestimenta.

El otro elemento típico de las representaciones de esta fecha son los tallos de un herbáceo denominado "plateado chino" o "miscanthus sinensis" (ススキ, leído "susuki"), que sirve como amuleto.

Gastronomía de estas fechas

En la comida también hay un reflejo de esta tradición.

Durante el Jyūgoya es costumbre utilizar como ofrenda y decoración un plato lleno de tsukimi-dango (月見団子), es decir, mochidango (bolas de mochi, una pegajosa pasta de arroz muy usada en Japón) con un color blanco intenso, como el de la luna llena.

Por otro lado, siempre que aparece la palabra tsukimi en el nombre de un plato, significa que tiene algo redondo y blanco en su presentación, generalmente un huevo.

Por ejemplo, los platos conocidos como tsukimi soba o tsukimi udón, típicos también en estos días, consisten en un cuenco de fideos (soba o udón) con la clásica salsa tsuyu (つゆ) y con un huevo crudo justo encima de ellos.