La revista Harper´s Bazaar anticipa un acontecimiento único que ocurrirá el año que viene. La vuelta al mundo en transatlántico a bordo del Queen Mary 2.

Un viaje mítico en un barco con mucha historia, descendiente de otros que hicieron otros recorridos uniendo Estados Unidos e Inglaterra. Hace ocho décadas, el primer Queen Mary fue botado en el río Clyde (Escocia) con el propósito de recuperar la época de esplendor de los lujosos viajes en trasatlántico. Ningún detalle era dejado al azar y todo aquello que sirviera para entretener al pasaje estaba disponible; desde piscinas a canchas de tenis, bibliotecas, guarderías y todo tipo de actividades y juegos.

Anuncios
Anuncios

El viaje duraba algo menos de cuatro días.

El Queen Mary 2, realiza el trayecto entre Southampton y Nueva York 20 veces al año. La duración del viaje es de una semana, es más lento, aunque su público objetivo es alguien que viaja para relajarse y disfrutar del trayecto. Este verano y debido a una renovación parcial, el barco muestra una imagen renovada.

Amadrinado por la reina Isabel II de Inglaterra en 2004 y fabricado en Francia destaca con su casco negro y sus chimeneas rojas. Puede transportar a 4250 personas entre pasaje y tripulantes, sus trece cubiertas le dan una altura de 70 metros. Debido a su tamaño (345 metros de eslora y 41 metros de manga) no podrá atravesar el Canal de Panamá por lo que la vuelta al mundo discurrirá por puertos europeos, australianos, asiáticos y africanos, un viaje épico que deja huella.

La vuelta al mundo en barco

Partirá el 3 de enero; la primera ruta será entre Nueva York y Southampton, un tributo a aquella época dorada de los transatlánticos, después irá a Madeira y Tenerife de climas más benignos y paisajes exuberantes.

Anuncios

Después bordeará el cabo de Buena Esperanza, temido por muchos navegantes y pasará por Reunión y Mauricio, para seguir por el océano Índico rumbo a Perth en Australia, donde permanecerá tres semanas; un viaje para conocer extensamente el continente que llegará a importantes ciudades australianas como Brisbane o Sídney, islas como Tasmania, además de parajes naturales de una belleza única como la Gran Barrera de Coral.

En Asia se visitarán ciudades como Shanghai (China) y Busan (Corea del S.) para pasar por el sureste asiático Bangkok, Singapur y Kuala Lampur. Otros destinos son Colombo, Dubai o el Canal de Suez. En Europa se visitará Nápoles y Lisboa , para hacer de nuevo el recorrido que se hizo al principio entre Southampton y Nueva York.

Pero dentro del Queen Mary 2, también habrá tiempo de disfrutar del té inglés, de piezas teatrales o de cócteles amenizados con una orquesta en vivo de jazz. Una de las actividades estará a cargo de licenciados de la Real Academia de Arte Trágico de Londres.

El viaje acabará el 15 de mayo, los pasajeros que tengan la fortuna de pasar cuatro meses viajando tendrán la oportunidad de crear recuerdos memorables que marcarán un antes y un después en sus vidas. #Calidad de vida