Empezando por Santa Bárbara, la capital de esta provincia, podrás disfrutar de una pequeña localidad rodeada de montañas y con un mercado muy animado, donde encontrarás todo tipo de pescado y diferentes frutas tropicales. Desde allí, salen numerosas visitas a Cayo Levantado, caracterizado por una abundante vegetación y playas de fina arena blanca donde desconectar de todo. A lo largo de la bahía también es frecuente poder disfrutar del avistamiento de grupos de cetáceos, las cuales llegan allí para reproducirse o parir sus crías.

Avanzando hacia el suroeste paradas obligatorias son la Playa de las Flechas o la pequeña villa de Los Cacaos, hasta desembocar en Las Galeras, pueblo pesquero, muy predilecto por el turista extranjero, donde los tranquilos paseos y la excelente comida local están a la orden del día.

Anuncios
Anuncios

Como actividades más importantes hay que destacar una visita a los acantilados de Boca del Diablo o a la tranquila Playa Rincón, acceso que se deberá realizar en un todoterreno o en barco. También es interesante practicar el submarinismo, ya que es una zona donde se pueden observar corales, barracudas y diferentes invertebrados.

Las Terrenas será la siguiente parada, donde el baile, la música y, sobre todo, el ron, son patrimonio de la ciudad, mientras que a poco tiempo de allí se sitúa El Limón, donde se puede disfrutar de un baño en sus cascadas de unos 50 metros de altura mediante una excursión a pie o a caballo a través de un bosque tropical. 

Todas estas localidades dominicanas están bastante bien unidas por guaguas, aunque algo lentas y poco confortables. Lo mejor es alquilar un coche a un precio bastante módico en el mismo aeropuerto a la llegada y recorrer los diferentes lugares al gusto del viajero, sin horarios.

Anuncios

La comida criolla es muy variada y excepcional, herencia del pasado francés en la isla, pudiendo disfrutar después de una larga jornada de platos tan suculentos como el camarón, la langosta, el pescado al coco, empanadas de yuca, albóndigas de pescado y una carta extensa de suculentos postres. #Calidad de vida