¿Porqué no aprovechar las vacaciones estivales para mimar tu cuerpo y apaciguar tu espíritu para disfrutar de los tratamientos de spa más innovadores en cuanto a salud y bienestar?

Poner tu cuerpo a punto es una buena decisión y para que te resulte más sencillo elegir el centro apropiado para ti, hemos recopilado una lista de balnearios de toda Europa.

Budapest (Hungría)

Budapest cuenta con más de 100 manantiales tanto de origen natural como artificial y por eso es reconocida como la ciudad balneario.

Algunos de los más conocidos son el Széchenyi, (que sobresale especialmente por su tamaño) y porque sus aguas brotan de uno de los pozos más profundos de Budapest a 1246 metros de profundidad o el Gellert cuya belleza ha podido ser apreciada en anuncios publicitarios y revistas.

El balneario Rudas por otra parte es tiene mucha historia, en concreto data del siglo XVI.

Entre todos los balnearios de Budapest, se contabilizan un total de 70 millones de litros de agua medicinal con temperaturas que oscilan entre los 20 y 80ºC.

Baden Baden (Alemania)

Otra de las localidades balnearias históricas está en la Selva Negra alemana. Baden Baden ya era reconocida en época romana donde construyeron los baños termales, cuyos restos es posible visitar hoy en día. Sus aguas surgen de una profundidad de 2000 metros. Esta ciudad era uno de los lugares donde se reunían los personajes ilustres de la época de la Belle Époque.

Las termas Caracalla ofrecen un entorno muy acorde con lo que quieren transmitir con los tratamientos que ofrecen. Un entorno idílico y tratamientos avanzados para disfrutar de unos días de relajación para salir completamente renovados.

Laguna azul (Islandia)

Si hablamos de balnearios y propiedades medicinales de las aguas no podía faltar Islandia. Tierra volcánica por excelencia con una interesante geología y abundancia de aguas geotermales. Una de las más famosas de Europa es la laguna azul o Blaá Lónid en islandés, reconocida mundialmente para el tratamiento de la psoriasis. Su característico color es debido a las algas azules. Sus aguas están a veces a más de 40ºC.

Salins-les-Bains (Francia)

La ciudad balneario de Salins-les-Bains está situada a pocos km de la frontera con Suiza. Sus aguas salinas fueron declaradas como Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 2009. Además de las excelentes propiedades de sus aguas, hay que disfrutar igualmente de los estupendos tratamientos de spa y tratamientos corporales que se ofrecen como masajes o tratamientos para exfoliar la piel.

Bath (Reino Unido)

Los romanos nombraron Bath como Aquae Sulis debido a su agua mineral termal y edificaron un conjunto de baños dedicados a la diosa Minerva.

A día de hoy se pueden visitar las termas romanas que se encuentran en buen estado de conservación, así como los diferentes edificios pertenecientes al conjunto.

El Thermae Bath Spa es un balneario moderno y cómodo. Ofrecen una variedad de tratamientos enfocados a ofrecer relax y bienestar, y su piscina exterior de aguas termales ayudan a deshacerse del estrés. #Medicina