Para la ciudad de #Granada, Federico García Lorca siempre ha sido respetado y tratado como lo que fue, un referente de su cultura de cara al exterior y uno de los protagonistas principales dentro de la literatura española de principios del siglo XX. Para poder comprender mejor la figura de Lorca en Granada, son muchos los museos y recuerdos que aparecen en la capital como en el resto de la provincia, con lo que el visitante puede diseñar un trazado en su viaje para tratar de conocer todos ellos.

Fuente Vaqueros es conocido internacionalmente por haber sido el lugar de nacimiento del poeta, el 5 de junio de 1898, Localizada a unos 20 kilómetros de Granada, destaca por la casa natal de Lorca, convertida en museo desde 1986.

Se trata de la típica casa de agricultores andaluza, encalada y con las habitaciones dispuestas en torno al patio central. La habitación donde Lorca nació, su escritorio, trajes usados en algunas de sus obras, sus cartas, dibujos, libros y objetos familiares propios de aquella época.

Valderrubio se localiza a poca distancia, lugar donde Lorca pasó gran parte de su juventud, y así lo refleja el pequeño museo dedicado a su figura, en una casa construida en 1915 sobre los cimientos de la antigua vivienda familiar. Es interesante además pasear por las callejuelas de la localidad para conocer los lugares que le pudieron servir de inspiración para la composición de una de sus obras más representativas, La Casa de Bernarda Alba.

Ya en Granada, uno puede encontrar lugares frecuentados en su día por el poeta, como la casa familiar en la ribera del Darro, la Plaza del Campillo, donde se situaba el antiguo Café Alameda, muy frecuentado por Lorca, la Plaza de los Aljibes o la casa-museo del músico Manuel de Falla, gran amigo suyo.

Lo más interesante quizá para visitar sea la Huerta de San Vicente, finca de verano que la familia poseía y que fue el lugar donde el poeta pasó sus últimos momentos antes de ser arrestado. Integrada dentro del Parque García Lorca, presenta muchas de sus composiciones y objetos de la época.

Al noreste de la provincia es interesante conocer también las localidades de Víznar y Alfacar. A Víznar fue conducido después de su detención y allí uno puede encontrarse con algunos rincones que le rinden homenaje. A un par de kilómetros, en Alfacar, fue fusilado y enterrado el 16 de agosto de 1936, Allí, uno puede pasear por el parque que lleva su nombre, admirar el monolito junto al olivo o leer fragmentos de sus poemas en las paredes del núcleo central sobre cerámica pintada en azul. #Arte #Calidad de vida