Copenhague, capital de Dinamarca, se halla en la abertura hacia el Mar Báltico, dentro de la isla Selandia. Lugar plagado de canales, zonas verdes y mucho tráfico en bicicleta, su visita se puede empezar desde Nyhavn, el canal más céntrico de la ciudad, con unos 300 metros de recorrido. A ambos lados de él se anclan típicos barcos pesqueros y casas de variados colores que en su día fueron hogar de pescadores y prostitutas, hoy rehabilitados como restaurantes.

Esta zona es además un lugar ideal para la reunión con amigos y familiares, gracias a las terrazas de sus cafeterías y restaurantes dispuestas a lo largo del canal.

Anuncios
Anuncios

Lo más característico de ellos son la cerveza Carlsberg, seña de identidad del pueblo danés, y comidas basadas en pescados, siendo el arenque el protagonista principal. La Plaza Kongens Nytorv se sitiúa en un flanco del canal, siendo peculiares el Teatro Real y el Hotel d´Angleterre. Desde la plaza se puede empezar a visitar Stroget, la calle peatonal más emblemática de la ciudad, atestada de comercios, restaurantes y pequeños mercadillos. En sus alrededores, uno puede encontrar pequeñas librerías de segunda mano o tiendas donde venden piezas de porcelana danesa, además de poder ver en situ su proceso de elaboración.

El centro neurálgico de la ciudad radica en la Plaza Radhus, presidida por el Ayuntamiento, de un rojo intenso, y desde cuya Torre del reloj se puede ver una vista privilegiada de la ciudad.

Anuncios

Muy cerca de allí se erigen lugares interesantes para el visitante como el Palacio Christianborg, antigua residencia de los monarcas, el Museo Nacional o el Parque Tivoli, con lagos, jardines y edificaciones peculiares.

Al norte de la ciudad se encuentran las residencias de los reyes, caso de la de Rosenborg y el Palacio Amalienborg, residencia de la Reina, y con un cambio de guardia semejante al efectuado en el Palacio de Buckingham. Para encontrar la famosa escultura de la Sirenita hay que acercarse al paseo que recorre la ciudadela Kastellet. Peculiares en Copenhague son también Christiania, una comuna hippie inaugurada a principios de los setenta, donde se desarrolla una vida con sus propias normas, así como el cementerio Kirkegard. #Unión Europea #Calidad de vida