Continuando con mis viajes que realicé hace unos meses por Europa y luego de unas vacaciones, retorno a la escritura. Esta vez quiero citar a la ciudad de Verona, ubicada en el norte de Italia con aproximadamente 265 mil habitantes.

Es el segundo municipio más grande de la ciudad en la región y el tercero en el noreste de Italia. El área metropolitana de Verona tiene una superficie de 1.426 km2 y una población de 714.274 habitantes.

Tres de las obras de Shakespeare se encuentran en Verona: “Romeo y Julieta”, “Los dos caballeros de Verona” y “La fierecilla domada”.

La ciudad ha sido galardonada con estatus de Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO debido a su estructura urbana y su arquitectura.

Capillas y Basílicas

La Basílica de San Zeno Maggiore es una iglesia de estilo románico, la tercera estructura en su sitio, construida desde el año 1123 hasta el año 1135. La fachada domina la gran plaza y está flanqueada por un hermoso campanario de 72 metros de altura, que se menciona por Dante en el “Canto 18 del Purgatorio en la Divina Comedia”.

La piedra veronesa da una cálida luz dorada y se refleja sobre las líneas sobrias de los pilares, columnas y cornisas. La galería con sus ventanas dobles, da a la fachada un aire de elegancia armoniosa. Los paneles interiores de las puertas de bronce tienen 48 representaciones de escenas bíblicas y episodios de la vida de San Zeno.

El interior de la iglesia se divide en la parte inferior, que ocupa aproximadamente 2/3 de la estructura y la parte superior, ocupa el resto.

Las paredes están cubiertas con frescos del siglo XII y XIV y el techo de la nave es un magnífico ejemplo de la quilla de un barco.

La cripta abovedada contiene la tumba de San Zeno, el primer obispo de Verona, así como las tumbas de varios otros santos. La iglesia también alberga la tumba del rey Pipino de Italia (777-810). La Basílica de San Lorenzo es otra iglesia románica, aunque menor. Data de alrededor de 1177 y fue construida sobre una iglesia paleocristiana, cuyos fragmentos aún permanecen. La iglesia tiene pistas de ladrillo y piedra. Cuenta con dos torres cilíndricas y escaleras de caracol. El interior es sobrio con bandas de piedra y ladrillo y arcos elegantes que complementan a las paredes. También está Santa Maria Antica, que es una enorme iglesia románica que sirvió como iglesia parroquial del clan Scaligeri y es famosa por los “Scaliger” (tumbas góticas).

El Duomo es también una iglesia románica notable. Santa Anastasia es otra iglesia enorme construida desde el año 1.290 hasta el año 1481 por los dominicos para albergar a las congregaciones masivas.

Por último, dejé la frutilla del postre que es “La Casa de Julieta”. Este museo señorial de origen medieval, se encuentra a pasos de la Piazza delle Erbe y fue la morada de la protagonista de la famosa obra, siendo el balcón de la fachada y su estatua de bronce –obra del escultor italiano Nereo Costantini-, unos de sus principales atractivos turísticos.

La leyenda dice que si tocas el seno de la estatua de Julieta regresarás a Verona o encontrarás el verdadero amor. Lo hice, como se puede ver en la foto. Arrivederci, Verona. #Teatro #Historia antigua #Leyendas