Lake Shore Limited: partiendo desde la ciudad de los rascacielos, las vías se juntan con el río Hudson hacia el Norte hasta Albany, desde donde se dirige al oeste, siguiendo el valle del Mohawk y el Canal de Erie. Cuando el tren llega a Buffalo, se bordea el sur del Canal de Erie antes de adentrarse en el Norte de Indiana y atravesar Chicago. Aquellos pasajeros que opten por partir de Boston podrán disfrutar de las praderas de Bekshire, al oeste de Massachussets.

Coast Starlight: la ruta de este gran tren tiene como paradas principales Portland y San Francisco, desde su salida en Seattle hasta su destino final en Los Angeles, y también en el sentido contrario.

Atraviesa las cascadas de Oregón, bordea la Bahía de San Francisco, pasa por Cuesta Grande y atraviesa por completo el Estado de California. Algunas de las zonas que atraviesa en California, como es el caso de Ventura, son sólo accesibles en tren. Combinada con las que llegan a Seattle desde Boston o Nueva York, la ruta acaba trazando un recorrido que une las grandes capitales de las dos costas.

California Zephyr: este tren recorre una de las rutas más interesantes de los #Estados Unidos. Su inicio se da en Oakland, atravesando Donner Pass, las Montañas Rocosas de Colorado, hasta culminar en los verdes campos de cultivo del norte de Illinois y el sur de Iowa. Es un trazado de gran tradición, pues recuerda algunos de los momentos más decisivos en la historia del ferrocarril estadounidense.

Empire Builder: James J. Hill, gran magnate de los negocios de principios del siglo XX, fue quien construyó este ferrocarril del Gran Norte. Hoy en día, el Empire Builder hace la misma unión a través de la cadena norte de Estados, empezando en Chicago y teniendo como destino Seattle. Éste es el camino más nórdico de todo el país, una ruta que prácticamente bordea la frontera de EE.UU con Canadá. Las planicies norteamericanas de árboles frutales, las montañas púrpura y las brillantes orillas de sus ríos son parte del espectáculo que el tren ofrece al tripulante.

Sunset Limited: desde principios de los 90, la ruta de este tren que unía Nueva Orleans con Los Angeles fue ampliada hasta Florida, siendo el primer tren estadounidense en atravesar Estados Unidos desde la Costa del Pacífico hasta la del Atlántico. Los primeros trenes datan de finales del siglo XIX y en la década de los 80 tomaron el nombre de Sunset Limited porque durante el trayecto los pasajeros podían disfrutar de la mágica vista de dos puestas de Sol. Su recorrido completo desde Los Angeles a Miami dura tres días completos.

Silver Service: este tren es el resultado de la unión de dos antiguas rutas, el Silver Star y el Silver Meteor. Recorre toda la franja este del país hasta las Carolinas. Philadelphia, Washington, Richmond, Charleston o Savannah son solo algunas de las principales ciudades por las que pasa. #Trasporte publico #Calidad de vida