En los últimos años, las compañías de bajo coste y los motores de búsqueda en #Internet han creado un nuevo concepto de viaje que permite salir de casa a mucha más gente. Los bajos costes de estas compañías han hecho que viajar ya no sólo sea cosa de unos pocos y que cada vez más personas salgan a conocer el mundo.

Las compañías de bajo coste ofrecen precios más bajo que las tradicionales, en ocasiones quitando comodidad al viajero, pues no ofrecen reserva de asientos, equipaje, bebidas incluidas a bordo, etc.

Pero si en los últimos años ha surgido una nueva forma de viaje, se debe en parte el fenómeno Airbnb. Es una aplicación disponible para móviles en las que el cliente busca el alojamiento y contacta directamente con el propietario, ahorrando en costes y pudiendo conocer a más gente en una experiencia nueva y enriquecedora.

Anuncios
Anuncios

La aplicación permite elegir el número de huéspedes, de camas, de baños e incluso otros servicios como WIFI, televisión, aparcamiento, etc. Además, se puede elegir entre casa entera, habitación privada o habitación compartida. Esto hace que podamos alojarnos con otras personas (e incluso con los propietarios) pudiendo hacer amigos y aprender nuevas tradiciones y culturas. 

A continuación, un vídeo explicativo sobre cómo usar Airbnb:

La historia de esta aplicación comenzó cuando dos amigos decidieron alquilar su alojamiento debido a una Conferencia que se realizaba en su ciudad. El precio de su apartamento subió un 25% debido a esto y ellos no podían hacer frente a los pagos, por lo que comenzaron a dar forma a su nueva idea, que posteriormente se convertiría en Airbnb. Para financiarse, crearon cajas de cereales con la cara de Obama y de McCain, los candidatos a las elecciones presidencias de Estados Unidos.

Anuncios

Las pusieron a la venta por Internet y consiguieron 3.500 dólares en pocos días y consiguieron aparecer en la portada de la CNN.

Las compañías hoteleras y de viajes se han quejado de la plataforma en los últimos tiempos. Alegan que los particulares no pueden alquilar sus casas por Internet y que esto podría suponer una posible evasión de impuestos. El equipo de Airbnb responde que su empresa es totalmente legal, pues se baja en una nueva forma de viajar colaborativa entre huéspedes y turistas, que crean una relación y se ponen en contacto de forma privada para convivir. Además, opera en prácticamente todas las ciudades del mundo, como Praga o Ho Chi Minh.

Lo que está claro es que Airbnb ha supuesto una nueva forma de ver los viajes, que ya no sólo están al alcance de unos pocos y que supone contactar con gente de la zona, conociendo sus costumbres y tradiciones y convirtiéndose en un vecino más. #Apps #Calidad de vida