Boston es una ciudad que me cautivó hasta el nivel de querer vivir en ella. Yo llegué allí por ese extraño e impredecible conjunto de casualidades que en ocasiones se dan el vida. En ningún momento, antes de conocerlo, pensé que quedaría fascinado con su ritmo, con la amabilidad de su gente y con el perfecto tamaño y equilibro de la ciudad.

Boston es el mejor punto de partida para admirar el otoño de Nueva Inglaterra. Este breve pero espectacular cambio de colores en la naturaleza, se le conoce aquí como The foliage donde una  enorme amalgama de colores en tonos amarillos, naranjas, rojos y marrones brindan el espectáculo del otoño inundando los bosques.

Anuncios
Anuncios

Los árboles del parque  Boston Common, ofrecen una muestra y ejemplo de este maravilloso espectáculo natural sin necesidad de salir de la ciudad, ya que este es su parque central. Como apunte, recomiendo hacerse una foto en el famoso banco de madera, donde Robin Williams y Matt Damon mantienen una intensa conversación en la película “El indomable Will Hunting” que actualmente  se ha convertido en lugar de peregrinación para muchos fans del fallecido actor.

También se puede ver una bonita muestra arbórea paseando por las orillas del Charles River. Muy cerca de la prestigiosa Harvard University, la mejor visita por estas fechas, es su precioso cementerio, lleno de historia y solemnidad. Aquí se encuentran algunas de las tumbas de personalidades de la ciudad.

Los americanos se toman muy en serio este momento del año, hay incluso un espacio para el tema en los informativos, donde se cuenta qué zonas se hallan en su máximo colorido.El fenómeno es como una ola que se extiende de noroeste a suroeste, la recomendación es verlo en cualquier estado de Nueva Inglaterra: Maine, New Hampshire, Vermont, Massachusetts, Rhode Island o Connecticut.

Anuncios

También catalogan este acontecimiento con diferentes fases que se corresponden con los colores y densidad de las hojas. Las diferentes fases son: green, turning, moderate, peak, fadin, gone. El punto álgido del otoño es la fase peak, aunque personalmente, yo creo que la más bonita es fading, ya que es donde abundan más los colores vivos como el rojo.

No hay duda en que los estados de Nueva Inglaterra, tienen una magia especial, allí se llevaron los colonos un pedacito de la vieja  Europa y esto podemos verlo en la arquitectura local, con influencias inglesa, danesa, holandesa y alemana.

Yo he conocido Massachusetts, allí he encontrado pueblos con preciosas casas coloniales y un ambiente mucho más europeo. Una ciudad histórica cercana a Boston y que tiene dos lugares mágicos y llenos de historia donde observar el foliage es Concord.

Una de estas localizaciones se encuentra en la reserva natural de Walden Pond. Como su nombre indica, es un espacio natural con un precioso lago rodeado de bosques caducifolios y un sendero que recorre las orillas de las transparentes aguas del lago.

Anuncios

Hacer una fotografía al agua, donde se reflejan los arboles otoñales, es sin  duda un bonito recuerdo de la visita.

La siguiente localización es un pedacito de la historia de los Estados Unidos, ya que allí se libró la primera batalla de la Guerra de la Independencia Americana. Es un parque que se encuentra en el centro de la ciudad de Concord llamado Minute Man National Historical Park, contiene una gran variedad de plantas ornamentales así como un pequeño río por donde disfrutar paseando una agradable tarde de otoño.

Un paseo contemplado esta maravilla estacionaria que nos regala la naturaleza, es de lo más romántico y bonito que puedas regalar a tu pareja. ¡Además es gratis! #Animales #Universidad #Tiempo