Una de las rutas más especiales que existen, tanto para amantes del senderismo como para personas que acaban de descubrir la belleza del entorno natural en su estado más puro, es la Ruta del Camino de Santiago. Disfrutar del paisaje mientras se camina sin prisa entre montañas y prados, crea una conexión indescriptible entre la naturaleza y nuestro interior.

A continuación se describe el tramo mínimo que se pide para conseguir el certificado de peregrino, la Compostela.

1º Día de Sarria a Portomarín (22 kms)

Iniciamos camino desde la población lucense de Sarria, lugar mítico por su bello paisaje y por pasar por el Km. 100, número que indica los kilómetros que faltan para llegar al lugar donde culminan las 12 rutas posibles para llegar a Santiago y conseguir así la "Compostela", el certificado que se entrega a todos los peregrinos que consiguen finalizar el camino y que se va sellando en los albergues y refugios en los que se ha dormido en cada parada de la ruta al finalizar la jornada andada.

Anuncios
Anuncios

Hay dos tipos de certificado de peregrino, dependiendo de si el Camino se realiza por motivos religiosos o espirituales. Este certificado se solicita en la oficina de acreditaciones de peregrinos de Santiago. Esta oficina expide 100000 "Compostelas" cada año.

En este tramo nos topamos con típicas aldeas, iglesias románicas, el Embalse de Belesar (Portomarín), fuentes y zonas boscosas de robles y castaños a las que los lugareños llaman "Corredoiras". Es un tramo suave, sin dificultad.

 

2º Día de Portomarín a Palas de Rei (24 kms)
 
Comenzamos el día caminando un tramo largo en ligero ascenso. Gran parte de la etapa fluye por andaderos cercanos a la carretera y alguna zona asfaltada. A medida que caminamos vemos los famosos signos, llamados "Cruceiros" indicadores de zona de peregrinación. Destacamos el Cruceiro de Lameiros.

Día de Palas de Rei a Melide (15 kms)

Salimos de la provincia de Lugo para entrar en tierras coruñesas donde reinan eucaliptos en las zonas boscosas mientras nos sorprenden en nuestro andar puentes medievales y lugares mágicos como la Iglesia de Santa Maria de Melide.

Anuncios

No hay que dejar la oportunidad de probar en Melide, el pulpo, esta población es famosa por su forma de prepararlo.

4º Día: Melide - Arzúa (14 kms)

En esta jornada podremos disfrutar de un paisaje excepcional, un lugar casi idílico como es Ribadiso do Baixo, a las puertas de Arzúa. Este pueblo da lugar a la denominación de origen de sus conocidos quesos.

 

5º Día: de Arzúa a Amenal (23 kms)
 
Es una etapa fácil de andar y agradable. Podemos parar en Boente, donde está la Iglesia de Santiago, lugar que guarda en su interior una bella talla de Santiago Peregrino.

 

6º Día: de Amenal a Santiago de Compostela (17 kms)
 
Un camino sencillo, de poca dificultad. En un punto, si hallaremos una subida, la subida de San Marcos. Tras esta, pasaremos por el Monte do Gozo y ya el camino irá haciendo cuesta abajo hasta llegar a Santiago de Compostela para culminar este pequeño sueño hecho realidad.

Quizás sea una de las etapas más duras de este Camino; se ansia llegar al destino final, y por otro lado, entristece el hecho de que se acabe la aventura de senderismo e introspección.

Anuncios

Una contradicción muy natural cuando se disfruta de una excepcional experiencia, un viaje a nuestro interior. #Libertad #Ecología #Calidad de vida