Aunque las constantes tensiones políticas y religiosas no favorecen el turismo en los Estados Islámicos aún resulta un destino muy atractivo para las culturas occidentales. 

El Ministerio Español de Relaciones Exteriores recomienda antes de realizar un viaje de estas características inscribirse en el Registro de Viajeros para poder atender eventuales emergencias. El mismo organismo aclara que actualmente no hay ningún país ni región en el mundo que se encuentre a salvo de posibles ataques terroristas.

La ley musulmana

Para quienes estén interesados en recorrer estos sitios se recomienda conocer La Sharia, el código de conducta musulmán que instruye sobre normas morales, de culto y conducta. La Sharia ayuda al viajero a informarse sobre lo prohibido y lo permitido.

Las ofensas a la ley islámica no son penalizadas en todos los países de la misma forma, así el robo, la homosexualidad y el consumo de alcohol, por ejemplo, pueden ser castigados con penas severas en sitios como Arabia Saudí, Líbano y Egipto.

El velo es obligatorio en Irán pero se permite ir sin el en Turquía.