El hospedaje suele ser un tema clave en cualquier viaje, máxime en Europa donde los precios suelen ser elevados, el Ránking Europe3-Star Traveler Index 2015 nos muestra las posibilidades existentes cuando el presupuesto es ajustado, en este caso se han encargado de buscar las ciudades europeas más baratas para pernoctar en un hotel de tres estrellas. Aquí tenemos las 10 resultantes: #Unión Europea

  1. Bucarest (Rumanía)- La capital rumana una de las más populosas de Europa tiene unos precios asequibles que oscilan entre 29 y 40 euros.
  2. Sofia (Bulgaria)- Precios muy asequibles nos encontramos en la urbe búlgara, que van desde 13 hasta 41 euros.
  3. Kiev (Ucrania)- 42 euros nos puede salir de media una pernoctar en la capital ucraniana.
  4. Cesky Krumlov- (República Checa)-  Su capital Praga tiene unos precios más elevados pero alojarse en esta toda una ciudad declarada patrimonio de la humanidad ronda los 45 euros.
  5. Sarajevo (Bosnia Herzegovina)-La capital bosnia ronda de media los 46 euros por noche.
  6. San Petersburgo (Rusia)- Antigua y bellísima ciudad de los zares que está al alcance de muchos bolsillos españoles, por una media de 45 euros puedes encontrar habitación.
  7. Budapest (Hungría)- Una de las ciudades más atractivas de europa y con multiples atractivos para disfrutar de ella, incluido sus aquilatados alojamientos, 46/47 euros la noche.
  8. Cracovia (Polonia)- La segunda ciudad en importancia de Polonia y la primera en cuanto a visitas turísticas, 48 euros es el precio de media en sus establecimientos hoteleros.
  9. Belgrado (Serbia)- Una de las capitales más desconocidas para la mayoría de los españoles y que todo el que va la recomienda, el precio del hospedaje es de 49 euros por noche.
  10. Split (Croacia)- La ciudad portuaria croata es la última de la lista y el precio ya sube, un promedio de 57 euros es lo que tienen que pagar los que quieren descansar en esta bella ciudad.
En todas estas ciudades hay que sumarle como gran atractivo que la mayoría tienen precios bastante accesibles para disfrutar de mesa y mantel, turismo cultural o incluso para que ningún noctámbulo se quede sin salir. Europa tiene lugares maravillosos y no todo se limita a las consabidas París, Roma, Berlín o Londres.