No solo Italia puede presumir de canales y de ser una ciudad con encanto. Amsterdam, también conocida como La Venecia del Norte, cuenta con alrededor de 1500 puentes y 100 kilómetros de canales que forman unas 90 islas en toda la ciudad. Pero no solo se trata de una ciudad rodeada de agua.

En cuanto a cultura, en Amsterdam se encuentran muchos de los museos de arte más importantes del mundo, como el Museo Van Gogh, El Museo de la Casa de Rembrandt y el Rijksmuseum. Qué decir tiene que Holanda es el país de origen de muchos de los pintores más famosos de la historia.

Y no solo encontraremos museos de arte. Se puede visitar la casa de Anna Frank, autora del conocido "Diario de Anna Frank", donde se puede conocer en primera persona el lugar donde Anna estuvo escondida con su familia durante la persecución de los judíos por Hitler.

Anuncios
Anuncios

Los amantes de la cerveza están de enhorabuena, pues en Amsterdam también se puede visitar la fábrica de Heineken, donde se explica el proceso de elaboración de la cerveza Heineken de una manera didáctica y entretenida.

Unos de los lugares más visitados de esta ciudad es el Barrio Rojo, llamado así por el color de los escaparates donde se exhiben las prostitutas, y es que en Holanda la prostitución está legalizada y puede ser ejercida en ciertos lugares.

También se pueden visitar las coffee shops, tiendas en las que se puede comprar marihuana en pequeñas cantidades, ya que esta actividad también está legalizada. Se pueden encontrar incluso muffins o trozos de bizcocho elaborados con marihuana.

El clima, aunque húmedo, frío y mayoritariamente lluvioso durante todo el año, no impide que sus habitantes utilicen la bicicleta como medio de transporte favorito.

Anuncios

Toda la ciudad está llena de bicicletas de todos los estilos y colores.

Por suerte, cerca de Amsterdam hay pueblos preciosos, como el de Volendam o Edam, a los que podemos llegar en bicicleta desde el centro de la ciudad a través de rutas muy bonitas en las que nos podemos encontrar incluso con algún molino, una seña de identidad de Holanda.

Otra forma de moverse por la ciudad es usando el tranvía, que además conecta con los puntos más interesantes para el turismo de la ciudad. Sin embargo, usar el taxi puede salir muy caro, y es que Holanda es uno de los países donde más caro es coger el taxi.

En caso de querer llevarse un recuerdo de esta ciudad, lo más común puede ser comprar bulbos de tulipanes. Holanda es el principal exportador de tulipanes a todo el mundo, y se pueden encontrar una gran variedad de estos en mercados de flores, como el cercano a Muntplein, en el canal Singel.

Otro souvenir típico son los zuecos, un tipo de calzado típico holandés. Amsterdam es una ciudad que merece la pena conocer, un rincón en el norte de Europa donde pasear por sus canales es siempre una buena idea a la hora de viajar.