A todos nos gusta viajar, y cuanto más mejor; el único "pero" suele ser la economía de uno mismo. El portal danés "momondo" da las claves para hacerlo, algunas de ellas muy útiles y que sin duda contribuirán a ampliar tu disfrute de ese placer llamado viajar.

Las grandes capitales son con frecuencia los destinos más caros y solicitados. París, Amsterdam o Roma suelen ser las ciudades más visitadas, pero hay otras igualmente encantadoras y con muchísimo que ver como Budapest o Tallín (una auténtica joya), bastante más asequibles, donde además conocerás culturas más diferentes.

Con frecuencia, en las escapadas de fin de semana optamos por hoteles cuatro estrellas ¿es necesario? los hostels tienen muy buenos argumentos para ser de tu elección y también hay pensiones o incluso hoteles de 2 o 3 estrellas bastante buenos que pueden hacer que economices mucho, ¿para que quieres tantos lujos para descansar? algunos de ellos no llegas ni a utilizarlos después de jornadas agotadoras de viaje.

Además del alojamiento, otro punto clave y a menudo bastante costoso, es el viaje en avión; intenta reservar 53 días antes de salir, pues según un estudio, es el mejor momento de media para reservar un buen viaje. Esto depende claro está, del tipo de viaje y de las compañías. El día de salida más barato es el martes y los horarios de tarde y noche son los menos onerosos para el comprador.

La restauración no podía faltar, el mejor momento para comer de restaurante es la hora de la comida, bastante mejor que a la hora de la cena, ya que en Europa suelen tener menús de día u ofertas que harán que ahorres bastante más que comiendo a la carta. Los puestos callejeros de comida también son una alternativa socorrida y que en ocasiones "salva la vida" cuando se va con el tiempo y el bolsillo justo, incluso en algunos lugares se agradece.

Como en cualquier negocio de restauración, si ves cola es que funciona. El ahorro puede compatibilizarse con pasar una buenas vacaciones o escapadas, olvidándonos de lujos innecesarios.